X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

EVALUACIÓN GEOMECÁNICA DE LA MINA SAN RAFAEL

Por: Antonio Samaniego, PhD. en Mecánica de rocas, director de SRK Consulting (Perú) y Víctor Góngora Pérez, ingeniero de minas, consultor de proyectos geomecánicos, SRK Consulting (Perú).

Resumen

Para la evaluación geomecánica de las vetas en la mina San Rafael fue necesario realizar un plan de investigaciones geotécnicas exhaustivo conformado por 25,000 metros lineales de logueo geotécnico, 400 estaciones geomecánicas y 140 ensayos de laboratorio de rocas, los cuales fueron validados y consolidados en una base de datos con la finalidad de determinar las características geomecánicas del macizo rocoso. Asimismo, se realizó un modelo estructural de fallas principales que nos permitió estimar la orientación del esfuerzo principal máximo, así como la extensión, características y ubicación de las mismas.

Durante las investigaciones de campo se realizó cuatro mediciones de esfuerzos in situ a diferentes profundidades de las vetas San Rafael y se realizó un retro análisis para calibrar los esfuerzos mediante observaciones in situ.

Como siguiente paso se desarrolló una revisión de la información sísmica de la mina desde 2010 al 2018 con la finalidad de conocer la evolución de la sismicidad a través de los años y evaluar la necesidad de un sostenimiento dinámico para las labores con ingreso de personal. También se evaluó la influencia de la voladura en la actividad sísmica.

Una vez conocidas las características geomecánicas del macizo rocoso y los esfuerzos a los que estarán sometidas las excavaciones subterráneas, se realizó el dimensionamiento de tajeos por el método gráfico de estabilidad y un modelo numérico tridimensional elástico para conocer los esfuerzos inducidos que se originarán en el contorno de las excavaciones, pilares y otros sectores que podrían influir en el proceso de minado. 

Introducción 

La mina San Rafael es una de las principales productoras de estaño en el mundo, que aplica el método de tajeo por subniveles con relleno en pasta cementado a una producción diaria de 3,000t/día.

La existencia de extensas áreas minadas, condiciones geológicas y estructurales del macizo rocoso, resistencia de la roca y minería profunda han generado condiciones geomecánicas desfavorables para el minado de vetas adyacentes.

Actualmente más del 80% de las reservas están ubicadas en la caja techo y piso del cuerpo San Rafael ya explotado (30 vetas). En este sentido, es necesario realizar una evaluación geomecánica integral que considere la caracterización del macizo rocoso, esfuerzos in situ, métodos de explotación, tamaño de los tajeos, sismicidad inducida y secuencia de extracción. 

El presente trabajo considera todas las características mencionadas y hace especial énfasis en el modelado numérico tridimensional con el software Map 3D, de manera que se puedan simular los cambios de tensiones y deformaciones a medida que avanza el minado, así como la identificación de zonas con alto potencial de estallido de rocas.

Investigaciones geotécnicas de campo y laboratorio

Para la caracterización del macizo rocoso, debido a la cantidad de vetas existentes, fue necesario realizar una campaña importante de investigaciones de campo y laboratorio consistente en 25,000 metros lineales de logueo geotécnico a partir de testigos de roca existentes, 1,200 metros lineales de taladros orientados, 400 ensayos de carga puntual, 140 ensayos de laboratorio de mecánica de rocas y alrededor de 400 estaciones geomecánicas en labores subterráneas permitiendo la caracterización de todas las vetas y zonas explotadas que puedan tener influencia durante el minado. 

Asimismo, se recolectaron 360 datos geoestructurales donde se registraron la orientación de fallas, estratos, vetas, contactos y discontinuidades, así como el tipo de relleno, espesor y zona de daño, los cuales permitirán realizar una estimación de la orientación del esfuerzo compresivo máximo y la construcción de un modelo estructural de fallas que puedan tener influencia desfavorable en la estabilidad de las excavaciones.

Caracterización del macizo rocoso

Geología local

El yacimiento minero de San Rafael se encuentra hospedado principalmente en la ocurrencia de un stock granítico terciario y una secuencia de filitas y pizarras de color gris oscuro pertenecientes a la Formación Sandia. El intrusivo es un monzogranito con fenocristales de feldespatos de hasta 12 cm de longitud. Alrededor del 80% de todas las vetas se encuentran emplazadas en el monzogranito y el resto en pizarras.

Geoestructuras

Los datos recolectados en pizarras fueron tomados en la parte superficial de la mina San Rafael y muestran una tendencia preferencial NW-SE con azimut entre 320° a 340° y una inclinación entre 45° a 60°. Las fallas fueron recolectadas en superficie y subterráneo (pizarra e intrusivo) mostrando una tendencia NW-SE con un azimut entre 300° a 320° y con una inclinación entre 75° a 90° Asimismo, se ha encontrado un grupo de fallas que muestran un azimut preferencia E-W con un azimut entre 320° a 340° e inclinaciones entre 75° a 90°. La foliación presenta un azimut entre 40° a 80° y con una inclinación entre 75° a 90°.

Se ha identificado cuatro eventos de deformación geológica en la zona de interés. La deformación D1 fue identificada a partir de la deformación observada en las pizarras de la Formación Sandia, tales como pliegues y micropliegues. La deformación D2 fue identificado a partir de datos de fallas con diferentes tipos de cinemática como normales, sinestrales, destrales e inversas. 

El evento de deformación D3 identificado a partir de datos de fallas de cinemática normal principalmente, con un Sigma 1 de dirección preferencial NW-SE y una dirección de extensión NE-SW favorable para la mineralización. La deformación D4 identificada a partir de datos de fallas de cinemática dextral con un Sigma 1 de dirección preferencial NNE-SSW (post-mineral).

Los diferentes sistemas de fallas se pueden observar en la Figura 3, y han sido clasificados según los sistemas estructurales a las cuales pertenecen. El sistema Estancacocha muestra una continuidad de SSE a NNW. La falla Suytucocha tiene una tendencia preferencia NO-SE y está cortada por el sistema de fallas Estancacocha con un desplazamiento en sentido dextral. El sistema NE-SO muestra un patrón de fallas conjugadas con buzamientos tanto al O como al E. El contacto entre pizarras con el intrusivo tiene una tendencia NE-SO. El sistema S-E son fallas menores cuya ocurrencia se puede observar al norte de la mina cortando a la mineralización y, finalmente, un sistema de bajo ángulo con una tendencia EO con inclinaciones al S presentando una alineación con los eventos sísmicos registrados a la fecha.

Macizo rocoso

De los resultados de las investigaciones geotécnicas, se ha podido diferenciar la calidad de roca de las estructuras mineralizadas emplazadas en monzogranito y pizarras. La resistencia a la compresión simple del monzogranito que conforma la caja piso y techo varía entre 90 a 110 MPa y la estructura mineralizada presenta un valor promedio de 85 MPa; por el contrario, las pizarras que conforman la caja techo y piso presentan una resistencia entre 75 a 85 MPa y una estructura mineralizada de 70. 

La calidad de roca de la caja cercana de las vetas en mozogranito varía entre 55 a 75 de RMR y para la estructura mineralizada un RMR promedio de 55 a 60. Para el caso de las pizarras, la calidad de roca de las cajas varía entre 53 a 56 de RMR y la estructura mineralizada presenta un RMR de 50. En las Tablas 1 y 2 se muestran los parámetros geomecánicos para las vetas en mozongranito y pizarra, respectivamente.

Medición de esfuerzos in situ

Dos de las mediciones de esfuerzos in situ fueron ubicadas en la caja piso del cuerpo San Rafael y las otras dos en la caja techo a diferentes profundidades. Asimismo, se revisó la ubicación y la distancia mínima desde el frente de la excavación al punto de medición en el interior del macizo rocoso con la finalidad de evitar medir tensiones inducidas originadas por las excavaciones existentes. En la Tabla 3 se muestra un resumen de las mediciones realizadas observando que los resultados en los puntos (P2) y (P4) presentan mayor correlación con el esfuerzo litostático. Asimismo, en la Figura 4 (derecha) se muestra que la orientación del esfuerzo principal mayor predominante es hacia el SW, perpendicular a las vetas.

Evaluación de datos micro sísmicos

Del registro histórico de eventos sísmicos entre el 2011 y 2018, se ha encontrado una incidencia del 86.5% de eventos entre 0 a 1ML, 12% de eventos entre 1 a 1.5 ML y un 1.5% de eventos entre 1.5 a 2.0 ML. En la Figura 5 se muestra la distribución de los eventos sísmicos según fecha y magnitud resaltando que durante los años 2017 y 2018 se ha tenido un control y disminución de los eventos sísmicos por debajo de 1.0 ML, esto principalmente por la reducción de las dimensiones de los tajeos, uso de relleno y secuencia de minado que se vienen aplicando actualmente.

Respecto a la influencia de la voladura en la actividad sísmica, se ha encontrado que la mayor concentración de eventos sísmicos se presentan en el horario de voladura entre las 4:30 a 5:00 am, entre 12:30 a 1:00 pm y entre 8:30 a 9:00 pm de la noche determinando que la voladura induce la generación de microsismos, las magnitudes locales de voladura son generalmente menores a 0.95 ML por lo que es importante controlar o reducir la carga operante con el fin de reducir la magnitud local de voladura. 

Método de minado y dimensionamientos de tajeos

Actualmente la mina viene utilizando el método de minado de tajeos por subniveles longitudinal y transversal con el uso de relleno en pasta cementado, las alturas de los subniveles varían entre 12 a 17 metros de piso a piso entre subniveles y longitudes de tajeos entre 20 a 35 m. 

De acuerdo a las características geomecánicas y geométricas estudiadas en las nuevas vetas, se ha encontrado que el método más apropiado es el de tajeos por subniveles longitudinal para vetas angostas con potencias menores a 3 m y con potencias entre 3 a 8 m y buzamientos entre 50 a 90°. Para vetas con potencias mayores a 8 m, el método recomendado sería el tajeo por subniveles transversal, todos con el uso de relleno cementado.

La longitud de los tajeos ha sido determinada con el método gráfico de estabilidad modificado (N´) y el equivalente lineal de sobrerotura/desprendimiento de las paredes del tajeo (ELOS), de este último se puede estimar empíricamente el desprendimiento de las paredes empleando el número de estabilidad (N´) y el radio hidráulico (RH).

Tajeo por subniveles longitudinal con relleno cementado

Este método será aplicado en vetas angostas (< 3m) y potentes entre 3 a 8 m., el uso de relleno en pasta debe cumplir con la resistencia mínima de 100 KPa a 170 KPa dependiendo de la secuencia de minado y geometría del tajeo. La estabilidad del tajeo será controlada por el ancho de minado y la altura inclinada del tajeo sin sostenimiento, el cual representa el máximo radio hidráulico.

Para las vetas angostas con anchos menores a 8 m y considerando un ELOS aceptable de 0.5 m se determinó longitudes de tajeos entre 20 a 30 m sin sostenimiento. Para la explotación de cuerpos de mineral con anchos mayores a 8 m, el minado será con tajeos transversales y longitudes de tajeos entre 25 a 35 m. La aplicación de sostenimiento con cable bloting en los tajeos transversales, está orientado a las zonas de mayor riesgo con calidad de roca desfavorable principalmente en la bóveda y paredes laterales de los tajeos o minado cercano a antiguas zonas explotadas. 

Los tajeos que se encuentran en vetas paralelas tendrán influencia directa por los esfuerzos inducidos siendo significativos cuando la separación entre vetas sea menor a los 10 m, para controlar dichos sectores, es necesario iniciar la explotación en los tajeos ubicados en la caja piso seguido de los tajeos en la caja techo y de manera ascendente con el uso de relleno cementado, las dimensiones de los tajeos deberán ser máximo 12 m de altura y 18 m de longitud. De la misma forma en el caso de vetas con bajos buzamientos (< 50°) y cercanas, es recomendable iniciar la explotación con las vetas ubicadas en la caja piso.

La existencia de esfuerzos inducidos producto de tajeos antiguos generarán condiciones desfavorables en las paredes de futuros tajeos cercanos, en este escenario para mejorar el control de la estabilidad es conveniente que los tajeos o cavidades explotadas estén rellenadas, alturas no mayores de 12 m, anchos de minado no mayores a 10 m, uso de cable bolting en la bóveda de los tajeos y dar mayor velocidad en el proceso de minado.

Modelo numérico y secuencia de minado 3D

Para tener un mejor entendimiento de los niveles de esfuerzos inducidos alrededor de las excavaciones subterráneas, ha sido necesario realizar un modelo de esfuerzos inducidos en tres dimensiones con el programa Map 3D, que realiza análisis numérico de esfuerzo y deformación con el método de elementos de borde (BEM). Dicho programa considera que el macizo rocoso puede ser tratado como un medio isotrópico, linealmente elástico. Los esfuerzos determinados en forma elástica pueden ser comparados con el criterio de falla de Hoek-Brown, con el fin de determinar zonas con potencial fallamiento. 

Calibración de los esfuerzos in situ

Para calibrar las magnitudes y orientación de esfuerzos principales in situ en San Rafael fue necesario recolectar datos observacionales del comportamiento del macizo rocoso en el lugar como fallas de pilares, descostramiento de la roca en las paredes de la excavación, falla de elementos de sostenimiento y sobre excavaciones las cuales deberían ser reflejadas en el modelo numérico.

Se visitó la veta Vicente en el nivel 3610, y se observó que el descostramiento de la roca en las ventanas se concentra en los hastiales y el descostramiento en las labores paralelas a la veta se concentra en la corona cerca al hastial. Del modelamiento numérico en Map 3D, se ha determinado que efectivamente la falla de la roca en los hastiales de labores orientadas en forma perpendicular a la veta se encuentran sometidos a un estado compresivo medio y las fallas en la corona de labores paralelas a la veta en un estado compresivo alto.

Una forma de determinar el nivel de la compresión respecto a la roca es con el criterio de Hoek que considera la relación de esfuerzo mayor inducido y la resistencia a la compresión simple (σ1/σc); Si la relación se encuentra en el rango (0.45 < σ1/σc < 0.9) se producirá abultamiento de roca hasta en un 40% en volumen; para un rango entre 0.9 < σ1/σc < 1.2 puede ocurrir un lajamiento severo y la grieta puede extenderse por todo el techo o pared lateral de la labor. En el caso que la relación se encuentre entre 1.2 < σ1/σc < 1.6 los niveles de esfuerzos son muy altos, generalmente podrían tomar la forma de un estallido de rocas. 

En la Figura 9 se muestran los resultados del modelamiento y se ha encontrado que en los hastiales de las ventanas y rampas de acceso la relación de esfuerzos σ1/σc varía entre 0.6 a 0.7 y en el techo la relación σ1/σc < 0.45, indicando que existe una alta compresión en los hastiales producto de los esfuerzos principales σ1 y σ2. Asimismo, en las labores paralelas se ha encontrado relaciones de σ1/σc entre 0.6 a 0.9. 

Del retro análisis realizado a partir de observaciones in situ y modelamiento 3D, se ha determinado que el azimut del esfuerzo principal máximo in situ es de N240° con una inclinación aproximada de 20°, el azimut del esfuerzo principal intermedio (esfuerzo vertical) es de N60° con una inclinación aproximada de 70° y el azimut del esfuerzo principal menor en N330° con una inclinación de 5°. 

La constante de reparto “K hmáx” presenta un valor de 1.3 y la constante de reparto de tensiones “Khmín” presenta un valor de 0.6. En la Tabla 4 se muestra un resumen de los esfuerzos in situ estimados a una profundidad de 1,000 m, así como las variaciones de esfuerzos para los esfuerzos horizontales y verticales.

Análisis de esfuerzos inducidos de la situación actual de la mina

El análisis en el estado actual de esfuerzos de la mina San Rafael se ha realizado en tres etapas:

ν Etapa 1: condiciones in situ, antes del minado.

ν Etapa 2: minado del cuerpo San Rafael (sólidos de color azul), sector de minado antiguo.

ν Etapa 3: minado actual, vetas adyacentes y cuerpo San Rafael (sólidos de color naranja, verde, celeste, morado, amarillo y rosado).

Se ha identificado una importante zona de relajamiento en el sector de la caja piso del cuerpo San Rafael ya explotado con valores de sigma 3 entre 0 a 3 MPa, y en el que el mecanismo de falla estaría controlado por los sistemas de discontinuidades desfavorables presentes en las excavaciones subterráneas. Asimismo, se ha identificado que los pilares esbeltos dejados durante la explotación antigua del cuerpo San Rafael y vetas aledañas se encuentran con altas concentraciones de esfuerzos compresivos indicando que muchos de ellos están fallados. 

Evaluación de la secuencia de minado del LOM San Rafael

Para la evaluación de la secuencia de minado del LOM de San Rafael, se ha considerado un modelo numérico 3D que integre la secuencia de minado desde el año 2018 al 2024. Para el análisis de estabilidad se ha considerado los siguientes criterios: pérdida de confinamiento (σ3), incremento de esfuerzos compresivos (σ1), factor de resistencia “A” (software Map 3D) que compara los esfuerzos inducidos y resistencia del macizo rocoso con el criterio de falla de Hoek & Brown. Criterio de sismicidad inducida (σ1/UCS), gráfica empírica de estabilidad de pilares según resistencia del pilar, esfuerzos inducidos y geometría del pilar (Lunder y Pakalnis, 1994).

A lo largo del LOM se identificaron dos zonas importantes de reducción de esfuerzos (desconfinamiento). La primera zona preexistente en la antigua área de minado relacionada con la caja piso del cuerpo San Rafael con valores de sigma 3 entre 0 a 5 MPa para los años 2018 a 2014. El segundo sector de relajamiento aparece en el 2020 y está ubicado en la caja techo del cuerpo San Rafael, esto debido a la explotación de vetas paralelas. 

En un sector importante ubicado en las vetas de la caja techo y profundización, se ha encontrado que los pilares puente presentan sobre esfuerzos entre 90 a 150 MPa y en comparación con la resistencia a la compresión simple de la roca intacta entre 80 a 120 MPa los esfuerzos compresivos generados en los pilares puente serían superiores. En este contexto es recomendable realizar una metodología para evitar dejar pilares y para la recuperación de los mismos. Se sugiere la implementación de una loza de relleno cementado de alta resistencia entre 0.5 a 3 MPa que dependiendo del ancho de minado evitará concentraciones de esfuerzos. 

Conclusiones

1. Se ha determinado que la resistencia a la compresión simple de la roca intacta en el monzogranito y mineral varía entre 80 a 120 MPa y en las pizarras entre 70 a 100 MPa.

2. La calidad del macizo rocoso en general es homogénea en todas las vetas con un RMR predominante entre 55 a 75, sin embargo, se ha encontrado una diferencia de la calidad del macizo rocoso entre los dominios monzogranito y pizarra, generalmente 5 a 10 puntos menos en las pizarras.

3. Se identificó una disminución de las magnitudes sísmicas ocurridas a partir del 2017 hacia adelante, el mismo que obedece principalmente a una reducción del dimensionamiento de los tajeos de explotación, mejoras en prácticas de secuencia de minado y relleno oportuno.

4. De acuerdo a las condiciones actuales de minado, secuencia y relleno, se determinó que no se requiere el uso de sostenimiento dinámico, a no ser que las magnitudes sísmicas superen eventos de 2ML.

5. Se determinó que las geometrías de las vetas presentan forma regular, tabular y altos buzamientos siendo favorables para el método de minado tajeos por subniveles.

6. Se determinó que las vetas angostas < 3 m y las vetas potentes de 3 a 8 m deberán ser minadas con el método de tajeos por subniveles longitudinal con el uso de relleno en pasta y para vetas o cuerpos con potencias > 8 m un minado transversal. Las longitudes de los tajeos en el minado longitudinal deberán ser entre 20 a 30 m y para el minado transversal entre 20 a 35 m.

7. Se ha encontrado que los eventos sísmicos históricos de mayores magnitudes entre 1.5 a 2.2ML están correlacionados con un sistema de fallas de bajo ángulo con azimut hacia el NE y a su vez los esfuerzos inducidos durante el minado tendrían un efecto desfavorable en la estabilidad de dichas fallas.

8. Se determinó que la mayor concentración de eventos sísmicos se presenta en los horarios posvoladura, concluyendo que la voladura también induce la generación de microsismos, para lo cual se debe controlar la carga operante.

9. Del análisis de calibración numérica, se concluye que el modelo numérico es representativo para la condición actual de la mina y está en capacidad de predecir el comportamiento de esfuerzos para futuras excavaciones.

10.Se ha identificado una importante zona de reducción de esfuerzos en el sector de la caja piso del cuerpo San Rafael, ya explotada, influyendo positivamente en la secuencia de minado de vetas que se encuentren en este sector.

11. En la zona de profundización se ha identificado altos niveles de esfuerzos compresivos entre 70 a 120 MPa, lo que se ve reflejado en el descostramiento de los contornos de las galerías en dirección perpendicular al esfuerzo principal mayor.

12. Se confirma que a lo largo del LOM, los pilares puente en la zona de profundización presentan altos niveles de esfuerzos entre 80 a 150 MPa, los que podrían fallar evidenciado que los pilares puentes en el LOM presentan un riesgo importante de falla, por lo que se recomienda la implementación de losas de relleno cementado de alta resistencia entre 0.5 a 4.0 MPa, las que reducirán el riesgo de falla y, por el contrario, el aumento de recuperación de mineral.

Bibliografía

Barton, N. 2002. Some new Q-value correlations to assist in site characterization and tunnel design. International Journal of Rock Mechanics and Mining Sciences, 39(2), 185-216.

Barton, N., & Grimstad, E. 2000. El Sistema Q para la Selección del Sostenimiento en el Método Noruego de Excavación de Túneles. En C. L. Jimeno (Ed.), Ingeotuneles (Vol. Libro 3).

Barton, N., Lien, R., & Lunde, J. Diciembre de 1974. Engineering classification of rock masses for the design of tunnel support. Rock Mechanics, 6(4), 189-236.

Bieniawski, Z. 2011. Misconceptions in the Applications of Rock Mass Classifications and Their Corrections. ADIF Seminar on Advanced Geotechnical Characterization for Tunnel Design. Madrid.

Bieniawski, Z. T. 1989. Engineering Rock Mass Classifications. Pennsylvania, USA: John Wiley & Sons.

Clark, L. and Pakalnis, R. 1997. An empirical design approach for estimating unplanned dilution from open stope hanging walls and footwalls, CIM AGM, Calgary, Alberta. 

Deere, D. 1989. Rock quality designation (RQD) after twenty years. Washington: US Army Corp of Engineers.   

Deere, D. U. 1968. Geologic Considerations. En K. G. Stagg, & O. C. Zienkiewicz (Edits.), Rock Mechanics in Engineering Practice (págs. 1-20). New York, USA: J. Wiley.    

Deere, D. U., & Miller, R. P. 1966. Engineering Classification and Index Properties for Intact Rock. University of Illinois, Illinois.    

Geosinergia 2018. Informe de mediciones de esfuerzos. Metodologia Csiro. Compañía Minera Minsur, Unidad San Rafael sitios N-4050/ N-3950/ N-3725 / N-4533 4600020056                             

Golder Associates Perú S. A. 2018. Reporte de ensayos de Mecánica de Rocas (LGGA-SE18-0019). Lima.                                                      

Heidbach, O., Rajabi, M., Reiter, K., Ziegler, M., & WSM Team. 2016. World Stress Map Database Release 2016. Obtenido de GFZ Data Services: http://doi.org/10.5880/WSM.2016.001

Hoek, E. 2007. Practical Rock Engineering. British Columbia: http://www.rocscience.com.

Hoek, E., Carranza-Torres, C., & Corkum, B. 2002. Hoel-Brown failure criterion - 2002 Edition. NARMS-TAC Conference, (págs. 267-273). Toronto, Canadá.

Hudson, J., & Priest, S. 1983. Discontinuity Frequency in Rock Masses,. International Journal of Rock Mechanics and Mining Sciences, 20, 73-89.

International Society for Rock Mechanics. 2007. The Complete ISRM Suggested Methods for Rock Characterization, Testing and Monitoring: 1974-2006. (R. Ulusay, & J. Hudson, Edits.) Ankara: ISRM Turkish National Group.

Pakalnis, R. and Clark, L. 1997. An empirical design approach for estimating unplanned dilution from open stope hanging walls and footwalls, CIM AGM, Calgary, Alberta.

Pakalnis R. Empirical Design Methods - UBC Geomechanics An Update 2002. Department of Mining Engineering, University of British Columbia, Vancouver, BC, Canada.

SRK Consulting. 2016. Geotechnical Data Managament System (GTDMS) - Logging Manual. Wales: SRK Consulting (UK) Ltd

SRK Consulting. 2016. Análisis para el cambio de pernos de 7 a 6 pies en mina San Rafael.

Universidad Nacional del Altiplano. 2018. Facultad de Ingenieria de minas. Laboratorio de Geotecnia y Mecanica de rocas Informe 0012-2018-LMS&R-FIM-UNA-PUNO.


Artículos relacionados

En esta edición: impacto de los proyectos mineros y energías renovables en minería

Seguir leyendo

Comentarios en torno al proyecto de ley que regula la licencia social para actividades mineras en el Perú

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra