X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

LA CUESTIÓN DE LOS COSTOS

La materia prima extraída debe ser transportada desde la cantera hasta la fábrica o el puerto, a menudo por terrenos accidentados o a través de zonas habitadas. Esa es una tarea que las empresas suelen realizar con camiones. Como alternativa, los especialistas de sistemas como BEUMER Group suministran bandas transportadoras en artesa abiertas o transportadores cerrados tipo Pipe Conveyor. No solo son más ecológicos, sino que también pueden ser mucho más económicos. Sin embargo, la cuestión de si una inversión vale la pena depende de varios factores. Un estudio de viabilidad y una comparación de los costos pueden ayudar al cliente a tomar una decisión.

Las empresas suelen usar camiones para transportar piedra caliza, carbón, minerales u otras materias primas de la manera lo más eficiente posible desde la cantera hasta la fábrica y desde allí hasta el puerto, a menudo a varios kilómetros de distancia. Los vehículos deben circular por las vías públicas, que no siempre están bien desarrolladas. Como la ruta puede atravesar terrenos montañosos y reservas naturales, ríos y subsuelos inestables, el recorrido suele incluir desvíos, lo que cuesta tiempo y dinero. Si la ruta cruza zonas pobladas, hay un impacto particular sobre los habitantes. Cuanto mayor sea la cantidad de materias primas transportadas, mayor será el número de recorridos necesarios. Por lo tanto, tiene sentido que las empresas consideren otras alternativas. BEUMER Group ofrece bandas transportadoras en artesa abiertas y transportadores cerrados tipo Pipe Conveyor. ¿Pero vale la pena esta inversión? "Depende de la aplicación", dice Richard Munson que trabaja para BEUMER Group en Kansas City, Estados Unidos, desde 2010 como gerente de desarrollo y ventas de sistemas de transporte para las industrias de energía, cemento y minería, así como para terminales portuarias. "Las empresas deben llevar a cabo una evaluación económica de antemano", aconseja Munson.

Una evaluación económica vale la pena

Existen varias posibilidades para ello, una de ellas es el método del valor actual neto, una forma de cálculo económico o de la rentabilidad. "En pocas palabras, significa que todos los beneficios futuros se descuentan del valor actual y también se tiene en cuenta la inversión inicial", explica Munson. Para calcular, este método utiliza un tipo de interés de cálculo que representa la mejor inversión alternativa disponible. El usuario recibe un valor real, también conocido como 'net present value' (NPV). Si éste es positivo, la empresa obtendrá un beneficio con la inversión.

Otra opción es el análisis del flujo de caja que estima el excedente que queda al deducir los gastos de los ingresos", explica Munson. A partir de la diferencia anual en los costos totales de explotación, el usuario puede ver si la inversión en un sistema de transporte merece la pena. Para una evaluación precisa de ambas opciones de transporte, se requieren diferentes variables, por ejemplo, los costos de transporte por tonelada, el volumen de material a mover dentro de un período definido, pero también la inversión respectiva o el plan de amortización fiscal. "Si el usuario compara el sistema de transporte con el camión en un diagrama de tiempo, se obtiene el punto de equilibrio que separa la zona de beneficio de la zona de pérdidas", describe el experto de BEUMER.

Comparación de costos

Dependiendo de la topografía, la longitud y las necesidades de potencia, los sistemas de transporte convencionales cuestan en término medio entre 1000 y 3000 euros por metro. A esto se añaden los costos de diseño y entrega, así como de instalación mecánica y eléctrica. Además, a menudo son necesarias obras de construcción complejas. La inversión inicial en un sistema de transporte es, por lo tanto, bastante elevada. "Sin embargo, los costos operativos son mucho más bajos que cuando se usan camiones", informa Munson. "En el caso de los vehículos, los costos incluyen la mano de obra, la amortización del vehículo, el mantenimiento, la reparación, el combustible y el mantenimiento de las carreteras. Además, a menudo hay cargos adicionales, más difíciles de identificar".

Para la operación de un sistema de transporte convencional, los costos estimados para transportar una tonelada de material son de unos 20 céntimos, con los camiones casi tres euros. "La variable más importante para los vehículos es el número de recorridos de ida y vuelta por hora", dice Munson. "Por supuesto, esto parece mejor en rutas cortas y directas que en rutas largas, donde el conductor debe tomar desvíos para llegar a su destino". Las bandas transportadoras en artesa y los transportadores cerrados tipo Pipe Conveyor conducen directamente al lugar de destino. Para ello, se pueden adaptar a la estructura del terreno correspondiente. Una característica esencial de la tecnología es que permite curvas horizontales y verticales. Dependiendo de las propiedades del material a transportar, se pueden conseguir pendientes de hasta 15 grados, con longitudes de más de doce kilómetros dependiendo de la topografía. Debido a esta adaptabilidad a las curvas, se necesitan mucho menos torres de transferencia o incluso ninguna. De este modo, el usuario se beneficia de una reducción notable de los costos y el sistema lleva el material a transportar por las pendientes ascendientes o descendientes más exigentes y a través de ríos o carreteras. Con la ayuda de sus propios programas de cálculo, los especialistas de BEUMER determinan las fuerzas de tracción estáticas y dinámicas de la cinta ya durante la fase de planificación. Este es el requisito previo para el diseño seguro de las curvas.

En el caso de los camiones, hay otros factores de coste que no son tan fáciles de estimar como el número de recorridos, por ejemplo, las medidas de control contra el polvo y para el drenaje de aguas pluviales. Estas variables desaparecen completamente en el caso del transportador cerrado tipo Pipe Conveyor. "Si se transportan cerca de 1.000.000 de toneladas de producto a granel, la diferencia bruta potencial para los camiones y los sistemas de transporte utilizando los costos estimados del material a transportar mencionados anteriormente asciende a 2,8 millones de euros", calcula Manson. Eso es mucho dinero, en su opinión. El sistema de transporte se amortizará en pocos años. 

Beneficio ecológico y económico

Las unidades de accionamiento eléctricas y las cintas de baja energía tienen un efecto positivo sobre los costos operativos de los sistemas de banda transportadora. A diferencia de las unidades de accionamiento de los camiones, también protegen el medio ambiente. Por eso son la opción preferida, especialmente en tiempos de cambio climático y crecientes emisiones de gases de efecto invernadero. Los motores utilizados en las instalaciones suelen ser regulables, lo que permite una distribución óptima de las cargas entre las unidades de accionamiento en diferentes estados de servicio. Cuando el sistema de banda transportadora transporta el material cuesta abajo, funciona en servicio regenerativo. La energía eléctrica que se obtiene en tal caso se reconduce a la red pública a través de una unidad de retroalimentación. De esta manera, los operadores pueden reducir aún más los costos operativos de toda la instalación. 

"Dependiendo del proyecto, el transporte por los sistemas de banda transportadora consume hasta un 90 por ciento menos de energía primaria que el transporte por camiones", dice el gerente de ventas, refiriéndose a la comparación concreta relacionada con el proyecto realizado para el fabricante de cemento Sichuan Yadong Cement in China. Según la comparación, los camiones de gasóleo consumen una energía primaria específica de 11,4 kilovatios hora por tonelada de material transportado. El sistema de banda transportadora, que se construyó posteriormente, consume sólo 1,44 kilovatios hora. Si, como en el presente caso, se transportan 7,5 millones de toneladas de materia prima al año, el usuario de la banda transportadora ahorra un total de 74 millones de kilovatios hora por año. Esto corresponde al consumo de energía de más de 20.000 casas unifamiliares. Los costos operativos para la empresa se reducen en más de 5,5 millones de euros solamente por el ahorro de gasóleo. 

¿Vale la pena invertir en un sistema de banda transportadora? "Eso depende", dice Manson. "En última instancia, al evaluar ambas opciones de transporte, el operador debe considerar el coste total por tonelada a lo largo del tiempo". El hecho es que los costos operativos de una banda transportadora son significativamente más bajos que los de un camión. El factor decisivo es la cantidad de material que se transporta durante el proyecto, lo que permite que se amortice rápidamente. Sin embargo, los sistemas de transporte de BEUMER son más respetuosos con el medio ambiente desde el principio.

Meta-Title: Bandas transportadoras de BEUMER Group como alternativa económica a camiones – ¿vale la pena?

Meta-Description: Con sus bandas transportadoras en artesa y de tipo Pipe Conveyor, el especialista en sistemas implementa soluciones complejas en todo el mundo para industrias como la minería o la industria del cemento.

Keywords: BEUMER Group; Pipe Conveyor; transportador terrestre; banda transportadora en artesa; producto a granel; minería; cemento

Social Media: Para transportar productos a granel desde la cantera hasta la fábrica o el puerto, las empresas suelen usar camiones. Como alternativa, BEUMER Group suministra bandas transportadoras en artesa abiertas o transportadores cerrados tipo Pipe Conveyor. No solo son más ecológicos, sino que también pueden ser mucho más económicos. Sin embargo, la cuestión de si una inversión vale la pena depende de varios factores. La comparación de los costos puede ayudar al cliente.

BEUMER Group es un fabricante líder de intralogística a nivel mundial en los campos de transporte, carga, paletización, embalaje, clasificación y distribución. Con 4.500 empleados, BEUMER Group genera una cifra anual de venta de aproximadamente 950 millones de euros. BEUMER Group y sus filiales y representaciones ofrecen a sus clientes en todo el mundo soluciones de sistemas de alta calidad y una amplia red de servicio de asistencia para los más diversos sectores, tales como: productos a granel, mercancía por pieza, productos alimenticios/no alimenticios, ingeniería civil, venta por correo, servicio de correos y manejo de equipaje en aeropuertos. Para mayor información consulte www.beumer.com

Artículos relacionados

En esta edición: minería es de interés nacional, Quellaveco y Las Bambas

Seguir leyendo

Recomendaciones de la comisión de desarrollo sostenible y visión del Rimay deben ser tomadas en cuenta por candidatos

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra