Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Juan Manuel Yáñez León: Investigador nato y forjador de la actividad minero metalúrgica en el Perú


Entre los ingenieros de minas sobresalientes en nuestro país, destaca por sus cualidades de investigador riguroso y pragmático, don Juan Manuel Yáñez León, minero notable que a inicios del siglo XX realizó una serie de innovaciones en el procesamiento metalúrgico de los metales y supo, a su vez, combinar su labor profesional con una impecable acción política.


Un 24 de noviembre de 1881, en la ciudad de Lima, nació Juan Manuel Yáñez León, quien con los años se forjó como un ilustre hombre de minas y reconocido diputado por Cerro de Pasco, donde pasó una gran parte de su vida al servicio de la minería peruana.

Después de cursar su instrucción primaria y secundaria, el joven estudiante ingresó en el año 1899 a la Escuela de Ingenieros de Lima –hoy Universidad Nacional de Ingeniería (UNI)–, en la que destacó por sus habilidades para las ciencias y por constituirse en un asiduo difusor de los más modernos conocimientos científicos.

Con ese objetivo, elaboró interesantes y didácticos folletos informativos de los cursos: “Resistencia de materiales e hidráulica” y “Estética gráfica y monográfica”, en los cuales demostró no solo una comprensión integral de los últimos avances de la ciencia en la época, sino también su calidad de estudiante brillante.

En 1904, egresó de esta casa de estudios superiores como ingeniero de minas, junto con Rodolfo Zavala, Enrique Laroza, Guillermo Lostaunau, Pablo A. Boggio, Ernesto Diez Canseco, Elías Ganoza Bracamonte, Ricardo A. Deustua, Hermilio Cabieses, Nicolás Arauco y Julio Ribeyro.

Desde ese entonces, se dedicó a estudiar diversos problemas relacionados con la ingeniería de minas, en especial los temas vinculados a la metalurgia, base para el procesamiento y transformación de los minerales.

Su constancia en la investigación se refleja en el hecho de ser el primer profesional peruano que, junto con el ilustre especialista Antenor Rizo Patrón, trató y estudió el vanadio, mineral descubierto en la hacienda Ayaracra.

Luego de involucrarse en múltiples y novedosos experimentos, siguió los trabajos iniciados por el ingeniero químico Remy. Después de mucho esfuerzo y dedicación, demostró la presencia del talio en los minerales procedentes de la mina Colquijirca. En 1895, Remy había detectado la presencia del referido mineral en los cascajos, piritas y chalcositas de Cerro de Pasco, aunque no había podido confirmar su tesis, labor que emprendió don Juan Manuel y concluyó con éxito.

De la misma forma, gracias a sus profundas y laboriosas investigaciones, logró determinar la existencia de níquel y cobalto en la mina San Pedro, de la Cerro de Pasco Copper Corporation, lo que lo erigió como uno de los más connotados y reconocidos ingenieros del país.

Fundiciones
Posteriormente, alentado por los éxitos obtenidos en sus estudios de campo y poseedor de vastos conocimientos de metalurgia aplicada, así como también por su gran experiencia en diversos asientos mineros del centro del Perú, estableció las oficinas de la fundición de Yanacocha y Yanamina, lo que se constituiría en el inicio de la actividad metalúrgica en el país.

El ingeniero Yáñez León desempeñó diversos cargos. En dos ocasiones fue jefe de los laboratorios y fundición de Huarancaca, propiedad de don Eulogio Fernandini de la Quintana, instalación construida en 1899, donde se beneficiaron sulfuros y óxidos de cobre en hornos de manga o Water Jackets, previa calcinación en reverberos. Luego, asumió la dirección técnica de las oficinas de la fundición de Tamboraque en Huarochirí y las de Santa Bárbara en Yauli, donde implantó la llamada fundición en crudo o pirítica, proceso más sencillo y económico cuando el cobre se asocia con gran cantidad de pirita de fierro.

Su reconocida actividad en el ambiente minero, así como su prestigio ganado por los trabajos de investigación que realizó, fueron mérito para que el gobierno lo designe y le dé la responsabilidad de llevar a cabo estudios sobre depósitos carboníferos en las provincias de Pallasen, Huayla y Yungay.

El resultado de tan interesante investigación fue publicado en 1918 en el prestigioso Boletín Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Minas y Aguas del Perú.

El diputado
En virtud a su fructífera carrera profesional y científica, en 1922 fue elegido diputado por Cerro de Pasco, y desde su condición de congresista, hizo denodados esfuerzos por mejorar la situación económica de los pobladores de ese departamento.

En el Legislativo, llegó a ser secretario de la Cámara de Diputados, cargo en el que demostró el mismo profesionalismo, capacidad y rectitud que siempre lo acompañaron en sus acciones y que lo habían convertido en un hombre de éxito.

En sus diversas intervenciones políticas, hizo hincapié en los matices que involucra la problemática del sector minero, la cual sostenía que era necesario atender en forma preferencial, ya que la minería sería, en el futuro, la actividad económica más importante del país.

Por su excelente labor parlamentaria, don Juan Manuel fue reelecto como diputado por Pasco y, posteriormente, por la provincia de Tarma, lo que demostró que este ilustre minero supo combinar su vena científica con una acción política concreta en favor de las poblaciones del centro del país. 

En forma adicional dirigió y formó parte de las más prestigiosas instituciones profesionales del país. Fue presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) entre 1946 y 1947, años en los que trabajó arduamente por el engrandecimiento del sector minero junto a figuras de la talla de Ernesto Baertl, Mario Samamé, Alfonso Rizo Patrón, Germán Morales, Jorge Loayza y Enrique Trujillo, entre otros.

Igualmente, conformó y tuvo activa participación en la Sociedad Geográfica de Lima, en la Sociedad de Ingenieros del Perú y en el Cuerpo Técnico de Tasaciones, instituciones en las que continuó con su labor de difusión del conocimiento científico que guió sus primeros pasos en las aulas universitarias.

La gran impronta que dejó este minero notable se erige como el mejor ejemplo de que, con esfuerzo y dedicación plena a los estudios científicos, se puede no solo alcanzar prestigio y respeto personal y profesional, sino también promover democráticamente el desarrollo en nuestro país.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: