Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva


Destacado por sus dotes profesionales y aporte permanente al perfeccionamiento del sector en el ámbito público y privado, don Walter Toribio Casquino Rey es un Minero Notable que a lo largo de los últimos 50 años ha sabido demostrar técnicamente que la actividad minera es fundamental para reducir las brechas de desarrollo económico que se presentan en el país.

Nacido el 7 de septiembre de 1939, en la ciudad de Lima, fueron sus padres don Toribio Casquino y doña Dalia Rey, ambos obreros infatigables por el bienestar de su familia. Realizó sus estudios de primaria en la Escuela América de La Victoria y de secundaria en el Colegio Bartolomé Herrera y el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, donde integró la promoción de 1956.

Ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), y durante el primer año de Ciencias Básicas tuvo como maestros a talentosos y honorables ingenieros, entre ellos C. Ibarra en Geometría Descriptiva, C. Cabrera en Geometría Analítica, M. Cabrera en Cálculo y Germán Morales Macedo en Química. Al terminar esta etapa, seducido por la posibilidad de conocer el Perú profundo, se inclinó por la ingeniería de minas, especialidad que marcaría su vida de manera determinante.

“He sido afortunado de haber tenido en la Facultad de Minas profesores eruditos y comprometidos con la enseñanza de los criterios fundamentales de la ciencia y el arte minero, como don Carlos Pareja en Topografía; Carlos Monge, Luis Alva, César Sotillo y Lucio Aguilar en Metalurgia; Fernando de las Casas, Alejandro Freyre, Mariano Ibérico, Hugo Vásquez Rosas, Bernardo Boit y Jaime Fernández Concha en Geología, terminando con Luis Briceño, Guido Del Castillo, Fausto Zavaleta y Mario Samamé en Minas. Igualmente, tuve la suerte de pertenecer a una promoción muy estudiosa que, hasta el día de hoy, prestigia a nuestra profesión”, recuerda con emoción y orgullo.

Tras culminar sus estudios, empezó a trabajar en la Cerro de Pasco Corporation como jefe de Sección en la mina Yauricocha. Después, en 1962 viajó a Gran Bretaña para llevar un curso de entrenamiento en la Confederación de Industrias Británicas.

De retorno al Perú, se reincorporó a la Cerro de Pasco para desempeñarse como Ingeniero de Minas en la ejecución de varios proyectos, entre los que destaca la introducción del relleno hidráulico, que realizó con los ingenieros Julio Orihuela y Felipe de Lucio, y que sentó las bases de lo que luego devino en una de las mejores prácticas de operación minera subterránea. 

Posteriormente, ofreció su aporte profesional en importantes unidades y proyectos mineros a nivel nacional e internacional, tales como Morococha, Oroya, Cobriza, Julcani, Uchucchacua, Orcopampa, Raura, Contonga, Potosí y San José (Bolivia), y Glyncorrwg (Gales del Sur).

En 1966, contrajo nupcias con doña Sara Liendo Liendo, con quien tiene tres hijos—Walter, Elsa y Luisa— y siete nietos —Bryan, Alex, Natalie, Robert, Gaby, Andreas y Víctor—.

Con su espíritu siempre presto por difundir el conocimiento científico de las ciencias de la tierra en beneficio del desarrollo de la humanidad, ese mismo año inició su labor docente en la UNI, como profesor del programa de Minas en los cursos de Mecánica de Rocas e Ingeniería de Voladura.

Con el tiempo, por su distinguida cátedra universitaria fue designado Profesor Honorario de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, Universidad Nacional de Piura y Universidad Nacional del Altiplano (Puno), así como Profesor Visitante de la Universidad Nacional del Centro (Huancayo), Universidad Nacional San Luis Gonzaga (Ica), y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, entre otras.

En el sector público
Con una vasta experiencia y un bien solventado prestigio, en 1971 don Walter fue elegido Ingeniero de Proyectos en la Empresa Minera del Perú (Minero Perú), en la que tuvo ocasión de participar en el desarrollo de prospectos como Bayóvar para explotar roca fosfórica y realizar estudios en Michiquillay.  Con posterioridad, en 1992 fue llamado  a ocupar la Gerencia General para conducir los destinos de la mina Cerro Verde, y las refinerías de zinc de Cajamarquilla y de cobre de Ilo.

“Además, tuve la oportunidad de formar parte de un equipo de profesionales peruanos liderado por los ingenieros Hernando Labarthe y Javier Díaz Chávez, bajo cuya dirección pusimos en marcha la mina cuprífera Tintaya en Cusco”, rememoró.

Después, formó parte del Consejo Directivo del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet), institución que presidió entre 2009 y 2012, y desde la que promovió la actividad minera moderna y responsable.

“Tuve también el privilegio de integrar un equipo multidisciplinario que transformó el procedimiento de otorgar concesiones mineras, pasándolo de un sistema topográfico a otro basado en la geodesia, que tiene reconocimiento técnico global. Debo mencionar que en este proceso se tuvo la guía inspiradora de un prestigioso profesional como lo fue don Jorge Heighes”, explica con satisfacción.

Al frente del Ingemmet, siempre hizo una cerrada defensa del racional aprovechamiento de los recursos minerales del país como una oportunidad que no debemos dejar pasar en tiempos en que la minería puede desarrollarse con respeto del medio ambiente y las comunidades del entorno de las operaciones, para lo que es imprescindible fomentar las exploraciones.

“No es justo que las comunidades estén sobre áreas de gran riqueza y vivan en la pobreza. En realidad, es casi una obligación moral de todo peruano conocer la naturaleza real y  potencial del subsuelo de nuestro territorio, y para ello es necesario aplicar todas las herramientas de exploración geológica posibles. Una vez que conozcamos lo que tenemos, estaremos en condiciones de decidir las prioridades de explotación que mayores beneficios nos rindan”, remarcó en una entrevista con un conocido medio de comunicación.

En ese sentido, explicó que esta estrategia ha sido significativamente restringida con las zonas de exclusión minera impuestas principalmente por el Ministerio del Ambiente, que ya ascienden al 55% del territorio, lo que no le hace mucho favor al gran reto de generar riqueza para reducir las brechas económicas que separan a la nación peruana.

“Además debemos tener presente que los ingenieros de minas siempre encontraremos la forma de explotar los minerales sin afectar los valores existentes en la superficie”, enfatizó.

En otra intervención pública, cuestionó la falta de sustento de quienes se oponen a las actividades mineras: “es muy difícil concebir en la actualidad una sociedad que no aspire a tener electricidad, computadoras, televisión, vehículos, aviones, instrumentos musicales y los teléfonos celulares, cuya existencia se debe al ingenio de algunas mentes creativas que supieron aprovechar las propiedades de los metales. La identidad ‘metales-minas-tabla periódica-bienestar’ es ignorada por los que abrazan la percepción antiminera. Nunca explican cómo se reemplazarán los metales, una vez que consigan su objetivo de cerrar las minas”, puntualizó.

En el ámbito del Estado, también fue jefe del Registro Público de Minería del Ministerio de Energía y Minas, integrante de la comisión técnica multisectorial creada en 2011 para elaborar el “Plan Nacional para la Formalización de la Minería Artesanal” y asesor en diversas instituciones  y el Parlamento Nacional.

“Como asesor del congresista Rómulo Mucho, trabajamos para convencer a la mayoría de legisladores para que aprobaran el proyecto de Ley del Canon Minero que considero ha tenido un efecto económico trascendental en la gobernabilidad del territorio peruano”, comentó.

Asimismo, ha sido consultor en la gerencia pública de recursos mineros en el Perú, Sierra Leona, Bolivia, Argentina y Papúa Nueva Guinea y llevó cursos de doctorado en Minas en la Missouri University of Science and Technology en Rolla (EE.UU.).

Institucionalmente, en 1981 fue elegido presidente del Capítulo de Ingeniería de Minas del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú (CD Lima – CIP), presidió la Unidad Peruana de la Organización Latinoamericana de Minería (Olami) y fue titular del Comité Organizador del III Congreso Nacional de Minería.

Como parte de los reconocimientos que ha recibido, el Octavo Congreso Nacional de Minería en 2010 le confirió el premio Santa Bárbara a la “Excelencia en la Gerencia con Buenas Prácticas Corporativas”, por su gestión al frente del Ingemmet.

Entre sus recomendaciones heterodoxas manifiesta que no tiene sentido diluir la autoridad del sector con otros organismos cuya responsabilidad primordial no es precisamente aumentar la producción minera. “Esto requerirá reorganizar en forma matricial al Ministerio de Energía y Minas teniendo en una dimensión (eje X)  a la minería de gran escala, mediana y pequeña, y en la otra, (eje Y), a las etapas de desarrollo de los proyectos mineros: promoción, titulación, permisos y fiscalización”.

Además, considera que “los Estudios de Impacto Ambiental pueden reducirse sustantivamente en extensión y costo, con la sola obligación de presentar un diagrama de flujo balanceado de los procesos del proyecto que muestre —en cantidad y calidad— tanto los productos comercializables, como los residuos. Esto permitirá diseñar la planta de tratamiento de residuos que deberá ser parte integral del proyecto”.

En la actualidad, como vicepresidente del Capítulo de Ingeniería de Minas del CD Lima – CIP, este Minero Notable luego de más de 50 años de aporte al desarrollo competitivo del sector mantiene inalterable su visión de la minería en el Perú, y destaca que es fundamental restaurar y concentrar la autoridad del Ministerio de Energía y Minas, bajo el concepto de “ventanilla única”. Su pensamiento lo da a conocer periódicamente en su blog: casquino-coyca.blogspot.com.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana
Andrés Bravo Bresani: Visionario promotor de la actividad minera como base del desarrollo


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: