Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera


Entre los profesionales que han ofrecido durante su vida una contribución permanente al desarrollo de la actividad minera argentífera en el Perú, destaca don Enrique Benjamín Boza Barrios, Minero Notable impulsor de la pequeña minería de la plata en el país, metal precioso de gran relevancia para la economía y con gran proyección en el mercado global. 

Nacido el 8 de marzo de 1924, en la ciudad de Lima, realizó sus estudios de educación primaria en los colegios Anglo-Peruano e Italiano de la capital peruana y su formación secundaria en el Liceo Naval y en la Inmaculada.

Ávido de conocimiento científico, ingresó a la Escuela Nacional de Ingenieros, después denominada Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), graduándose de ingeniero de minas en 1946 junto a destacados profesionales como César Alvarado Olivares, Víctor Barúa Remy, Alfonso Barreda Moller, Jorge Bravo Bresani y Manuel Carrera Villalobos.

Asimismo, integraron esta promoción Fernando de las Casas Bermúdez, Guillermo Flórez Pineda, Carlos Galarreta Gonzales, Juan Munar Calderón, Carlos Phillips Jaramillo, Antonio Tord Gómez, Carlos Valdivierso Salazar y Jesús Vidalón Duarte.   

Posteriormente, viajó a los Estados Unidos de Norteamérica para cursar estudios de posgrado en el Colorado School of Mines hasta 1949.

De retorno al Perú, ingresó a laborar en la Peruvian Trading Corporation, luego pasó a la empresa Maestranza General y, entre 1952 y 1971, se desempeñó en la Empresa Minera Palca y fue director general de Compañía Minera Korani.

De la misma forma, fue gerente y director en Compañía Minera Caridad, Compañía Minera Chuvilca, Compañía Minera Huaraz, Compañía Explotadora de las Minas de Colquipocro y Compañía Aurífera Los Nibelungos. Además, fue fundador de Minas de Pomasi en 1970, empresa que explotó durante 37 años vetas argentíferas en la región Puno a una altitud de 4,893 metros sobre el nivel del mar.

También desarrolló funciones en organizaciones no mineras como Compañía Pesquera Pasamayo y Compañía Pesquera la Punta.

En el ámbito institucional, ha sido directivo en gremios que agrupan a pequeños mineros, así como de la Sociedad de Ingenieros del Perú (SIP) y la entonces Sociedad Nacional de Minería y Petróleo.

En el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), fue secretario general del Consejo Directivo que presidió entre 1954 y 1955 el Ing. Mario Samamé Boggio e integró la Comisión de Defensa Profesional, junto a los destacados ingenieros Fortunato Marín, Fernando Camino y Luis Picasso Peratta.

De otra parte, con la experiencia acumulada en diferentes puesto directrices en empresas e instituciones del sector,  ofreció su aporte y conocimiento en entidades del sector público como la Dirección General de Minería, Empresa Minera del Centro del Perú (Centromin Perú) y Minero Perú Comercial (Minpeco), entre 1980 y l985.

En ese sentido, como funcionario público brindó una valiosa contribución al desarrollo de la pequeña y mediana minería, en especial a la de producción de plata, bajo el convencimiento que la actividad minera es el pilar fundamental de la economía que tiene las ventajas comparativas suficientes para sacar al Perú del subdesarrollo.

Visionario
Precisamente, en entrevista a Tiempo Minero al ser consultado sobre el principal problema de la minería, con la claridad que su vasta experiencia le ha dotado, sostuvo que se ha utilizado el tema de la contaminación ambiental para desarrollar campañas contra la minería “tan fuertes que han creado un ambiente realmente negativo y contrario al desarrollo de esta actividad”.

“Existe una campaña contra la minería de parte de muchas ONGs convenciendo a la gente que no tiene un nivel de preparación muy alto, y entonces, los impresionan con los resultados que puede ocasionar una explotación minera”, remarcó.

Sobre lo ocurrido en ese entonces con el proyecto Río Blanco, sostuvo que era un caso lamentable donde se creó un mal ambiente para el desarrollo minero.

“Nadie puede negar que la agricultura es importante, pero la minería es lo que nos va a sacar del subdesarrollo, siempre y cuando los gobernantes actúen como debe ser: sin apasionamientos”, puntualizó.

Entre las condecoraciones que ha recibido este ilustre minero, la Universidad Nacional de Piura y la Cámara Minera del Perú le ofrecieron en 2005 un especial reconocimiento en la primera ceremonia de Premiación de Empresarios Mineros Pioneros, junto a don Jesús Arias Dávila, la geóloga Joanne Freeze y el presidente de Southern Peru, Ing. Oscar González Rocha.

Del mismo modo, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos  y la Cámara Junior de Minería del Perú, en 2013 le rindieron un homenaje como parte del II Encuentro de Emprendedores Mineros Peruanos al igual que a otros destacados profesionales como don Alberto Benavides de la Quintana, Ing.  Pedro Brescia Cafferata, Ing.  Guido Del Castillo e Ing. Celso Sotomarino Chávez.

En una de las últimas distinciones que ha recibido, el IIMP este año con ocasión de la Semana de la Ingeniería de Minas, que organizó el capítulo de la especialidad del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú, le confirió una medalla honorífica en reconocimiento a tan excelsa trayectoria.

Tras recibir la condecoración, con la capacidad analítica que lo caracteriza, señaló que la recibía con “un poco de vergüenza porque mi generación como esperaba no deja al Perú consolidado como un país minero auténticamente, pues solo es un productor de materias primarias”.

“Siempre estaremos condenados a no poder crecer y competir en el mundo, si es que no se eliminan las trabas que impiden a la minería desarrollarse plenamente, para generar más valor a favor progreso del país”, sentenció.

Este Minero Notable, a sus 92 años de edad aún mantiene la lucidez que le permitió erigirse como uno de los profesionales más importantes de su época, que brindó una contribución invalorable al avance de la minería en el país, la cual como sostiene, puede constituirse en el motor que la economía peruana requiere, si se dan las condiciones para su pleno desarrollo en lo que queda del siglo XXI.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana
Andrés Bravo Bresani: Visionario promotor de la actividad minera como base del desarrollo


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: