Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Francisco José Gallo Atard: Promotor comprometido con el desarrollo de la minería como pilar de la economía


En momentos en que la minería peruana atravesaba por uno de sus ciclos más críticos a inicios de la década de los ochenta, destacó don Francisco José Gallo Atard, Minero Notable que defendió y manifestó su total convencimiento de que el Perú era un país eminentemente minero, por su vasta riqueza mineral alojada por todo el territorio nacional.

Nació en Lima el 12 de junio de 1939, y a los seis años de edad su familia decidió trasladarse al viejo continente, específicamente a España, donde recibió la educación escolar en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid.

Inclinado por su vocación por las ciencias de la tierra, se inscribió en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid, graduándose en 1965 como ingeniero de minas y cinco años después obtuvo un doctorado en esta disciplina, lo que marcaría su vida profesional hasta nuestros días.

De retorno al Perú, revalidó su grado de ingeniero de minas en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y realizó estudios de posgrado tanto en España como en nuestro país.

Inició su actividad profesional en la Compañía Minera Atacocha, que fundara su padre don Francisco Jose Gallo Diez, donde llegó a ser presidente del Directorio y a la que dedicó más de 30 años de su vida.

También ha sido director de Compañía Minera Huarón, Compañía de Seguros Rímac y Mechas del Sur. En el ámbito institucional es miembro del Capítulo de Ingeniería de Minas del Consejo Departamental de Lima del Colegio de ingenieros del Perú y miembro de la Sección Local del American Institute of Mining, Metallurgical, and Petroleum Engineers (AIME).

Perú país minero
En 1979, en el marco del ciclo de conferencias sobre minería que organizó la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión de Cerro de Pasco, don Francisco ante un auditorio lleno de estudiantes y docentes del centro del país, fue enfático en afirmar su convencimiento de que el Perú fue, es y será minero.

Baso mi creencia, dijo en esa oportunidad, en la diversidad de productos minerales que encierra el subsuelo nacional, lo que siempre nos ha permitido estar entre los cinco primeros productores mundiales, en casi todos los metales importantes.

“Creo firmemente, eso sí, que el Perú no debe circunscribirse a ser un exportador de minerales o metales, sino que nuestra actividad deberá ser la columna vertebral que nos permita salir del subdesarrollo, sin prisa, pero sin pausa”, remarcó de manera concreta y visionaria.

En otro momento de su intervención, recomendó establecer la plena vigencia del artículo 119º del Decreto Legislativo 18880, por el que los titulares mineros abonarán como único tributo el impuesto a la renta. “Para compensar la transitoria falta de ingresos fiscales, la administración tributaria deberá volcar sus esfuerzos a examinar aquellas empresas y ciudadanos que no presentan declaración jurada o que muestran saldos negativos”, explicó.

Además, propuso revisar la carga tributaria y participación de los trabajadores, buscando para hacer efectiva esta un mecanismo más directo, de manera que no afecten a más del 50% de la renta neta entre ambas, incluyendo los impuestos que gravan a los dividendos.

En otra de sus participaciones públicas, en la inauguración de la XV Convención de Ingenieros de Minas, realizada en Trujillo en octubre de 1980, sostuvo que para alcanzar el despegue de la actividad minera se requería la pronta revisión de la profusa legislación vigente, con la consiguiente rectificación de sus más negativos aspectos, lo que efectivamente sucedió meses después con la promulgación de la Ley General de Minería, mediante Decreto Legislativo 109.

Igualmente, adelantándose a su tiempo, don Francisco señalaba: “Algo en lo que creo debemos colaborar todos es en difundir, a cualquier nivel, la realidad y peculiaridades de nuestra cambiante actividad, sobre la que existe tan vasto desconocimiento”.

“Borremos la imagen del esforzado minero de pico y lampa que, día a día, deja su vida en un tenebroso socavón. Presentemos en su lugar la más actual, del operador de cargadores frontales de bajo perfil, o el de vagones perforadores autopropulsados, actuando en ambientes saludables”, destacó.

En ese sentido, se preguntaba, ¿quién puede concebir la de hoy cada vez más común tarea del minero que, con su máquina de coser camina entre blanca rafia para preparar el lecho que permita depositar el relleno hidráulico?

En el IIMP
Don Francisco, tras haberse incorporado al Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) en 1960 y conformar directivas anteriores, en 1980 fue elegido presidente de esta organización pionera de la minería peruana.

Durante su gestión, una delegación del Instituto concurrió a la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados para intercambiar opiniones sobre la nueva Ley de Minería, Decreto Legislativo 109, y se enviaron sugerencias al respecto a pedido del Ministerio de Energía y Minas.

De otro lado, se inició la campaña escolar de divulgación sobre los alcances de la minería peruana en la actividad económica e industrial del país, enviando a 21 colegios el folleto “El Mundo de la Minería”, cuya difusión fue encomendada por Centromin Perú.

Igualmente, con el objetivo de motivar el interés de los centros educativos respecto del sector minero, se instituyó el premio Minería a nivel escolar, para lo que se creó la comisión respectiva que se encargaría de establecer todo lo relativo con esa actividad de promoción minera.

En la actualidad, este Minero Notable reside en España y cuenta con el reconocimiento del sector minero peruano al que ofreció esfuerzo, capacidad e ingenio en aras de que se consolide como la principal actividad económica del país, pilar del desarrollo a inicios del siglo XXI.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: