Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Hernando Labarthe Correa: Visión y capacidad para impulsar la investigación en la minería peruana


Convencido de que la incorporación y desarrollo de nueva tecnología, basada en rigurosas investigaciones científicas, era la clave para el crecimiento sostenido de la minería peruana, don Hernando Labarthe Correa es el Minero Notable que presidió la primera Convención de Ingenieros de Minas en 1954 y con ello marcó un hito al organizar el encuentro minero que, con el tiempo, se ha consolidado como el más grande del mundo.

Nació el 17 de septiembre de 1918 y, una vez terminada su formación escolar, ingresó a la antigua Escuela Nacional de Ingenieros, de donde egresó en 1938 para luego viajar a los Estados Unidos de Norteamérica para estudiar Metalurgia en el Colorado School of Mines, obteniendo el grado de Ingeniero Metalurgista en 1942.

De retorno al Perú, ese mismo año, laboró como asistente metalurgista en el Departamento de Investigaciones de la Cerro de Pasco Corporation y hasta 1945 también se desempeñó como jefe de guardia y asistente de la Superintendencia de Concentradoras, cargos en los que puso en práctica sus amplios conocimientos para el beneficio de minerales.

Posteriormente, entre 1946 y 1969, fue incorporado al Banco Minero del Perú para asumir la Superintendencia General de Concentradoras, ser jefe del Departamento de Metalurgia, subgerente, subgerente general y gerente general de esa institución promotora de la minería en el país.

En 1970, durante el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, y en pleno desarrollo de la política estatal minera, fue asesor de Minero Perú y un año después asumió la Gerencia General de la Compañía Minera Atacocha, en la que permaneció por casi diez años.

Bajo su gestión, Atacocha alcanzó la cifra récord de producción de 446,000 toneladas en 1976, para lo cual modernizó progresivamente el equipamiento auxiliar, incrementó la generación de energía de la hidroeléctrica de Chaprín a 5,400 KVA y aumentó la capacidad de procesamiento de la planta concentradora a 1,600 toneladas por día.

En esa época, esta unidad minera contaba con 1,800 trabajadores, obtenía rentas por US$ 15 millones al año, contaba con dos hospitales y otorgaba instrucción gratuita a 4,000 alumnos entre hijos de los colaboradores y niños de las comunidades vecinas, para lo que contrató a sesenta profesores, entre otras actividades.

Este ilustre minero también fue consultor de la Compañía Minera Lizandro A. Proaño, Sociedad Minera El Brocal, Compañía Minera Cipriano Proaño y Compañía Minera Venturosa. También fue director de Industrias San Andrés, Compañía Minera Cordoray, Compañía Minera Turmalina y Reactivos Nacionales S.A. (Renasa), que inició en el Perú la fabricación de reactivos para la minería con la línea de Xantatos, convirtiéndose en la primera planta de ese tipo en Sudamérica.

Primera Convención
Don Hernando Labarthe y César Rospigliosi fueron los gestores de la creación de la Convención de Ingenieros de Minas con el objetivo de elevar la calidad profesional y científica de los profesionales que laboran en las minas, así como propiciar el intercambio de experiencias y conocimientos.

La primera reunión técnica organizada por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) se llevó a cabo entre el 20 y 25 de julio de 1954, en el local de la Sociedad de Ingenieros del Perú en el centro de Lima, bajo la presidencia de don Hernando Labarthe, tratándose el tema: “Plantas de Beneficio”.

De esta forma, la idea de este conspicuo ingeniero se concretó hace casi sesenta años y dio inicio a la que con el tiempo, en 2013, se ha consolidado como la reunión minera más grande del mundo al superar los 100 mil visitantes y 13,000 convencionistas de más de cuarenta países del mundo.

En mérito a su destacada trayectoria profesional, en 1974 fue elegido presidente del IIMP y, entre otras actividades, durante su gestión la institución apoyó la organización del 8° Congreso Mundial de Minería “Prognosis del desarrollo de la minería hasta el año 2000”, que por primera vez se realizó en un país latinoamericano y que presidió el Ing. Luis Briseño Arata.

Durante los días del Congreso, el IIMP organizó la Asamblea Plenaria de Instituciones de Ingenieros de Minas, Metalurgistas, Geólogos y profesionales afines a la minería con el fin de constituir la Federación Latinoamericana de Asociaciones e Institutos de Ingenieros de Minas, a la que asistieron representantes de casi todos los países latinoamericanos.

De otro lado, el Consejo Directivo presidido por don Hernando Labarthe ofreció el aporte institucional en la creación del Fondo Consolidado de Inversión, Promoción y Ayuda a la Minería y la Ley de la Pequeña Empresa del Sector Privado. Además, contribuyó en la fase final de la construcción de la Mina Modelo en el Parque de las Leyendas de San Miguel.

Este Minero Notable fue miembro activo de la Sociedad de Ingenieros del Perú, Colorado School of Mines, Alumni Association, American Institute of Mining and Metallurgical Engineers (AIME), Sociedad Progreso de la Pequeña Minería, Instituto Peruano de Administración de Empresas (IPAE) y Sociedad Nacional de Minería y Petróleo, entre otras instituciones.

Durante su fructífera carrera profesional, escribió una serie de artículos técnicos sobre el diseño de plantas concentradoras y financiamiento de minas, además de brindar una serie de conferencias magistrales tanto en el país como en el extranjero acerca de la realidad minera nacional, entre las que destaca el proyecto de la refinería de zinc y la exposición que hizo en 1969 en Londres respecto de la industria del plomo y zinc en el Perú.

Tras una vasta labor a favor del desarrollo de la minería en el país, tanto desde su trabajo en unidades mineras, gestión en instituciones representativas del sector, así como organismos del Estado, dejó de existir este Minero Notable, cuya visión impulsó el camino hacia la difusión e intercambio de conocimientos como base de la innovación que requiere la actividad minera en el Perú para ser de clase mundial y uno de los pilares de la economía nacional.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: