Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Carlos Bellatín La Rosa: Talento, lucidez y criterio al servicio de la minería peruana


De los profesionales de la ingeniería que con su accionar demostraron un talento singular para las labores mineras y tuvieron una amplia visión del sector con relación a la economía nacional, destaca don Carlos Bellatín La Rosa, quien con su lucidez y criterio trabajó arduamente en las principales operaciones de su época y dirigió las más representativas instituciones de la minería peruana.

Nació el 4 de marzo de 1918 en Arequipa, localidad donde completó sus estudios escolares, destacando por su habilidad matemática y capacidad de razonamiento, la que complementó con largas tardes de lectura.

Impulsado por su espíritu investigador, ingresó con solo 18 años a la entonces Escuela Nacional de Ingenieros, ubicada en Lima, de la cual egresó en 1940 formando parte de la promoción de ingenieros de minas junto a los destacados Carlos Alayza, Manuel Clavero, Gonzalo Lostanau, Jorge Uceda y Tobías Zúñiga.

Su labor profesional la inició en el Sindicato Minero Parcoy, en las minas de oro de la provincia de Pataz, en la sierra del departamento de La Libertad, donde mostró el talento del que venía precedido y en 1949 alcanzó el cargo de superintendente general, función que desempeñó por espacio de seis años.

Posteriormente, fue contratado como administrador general de la Negociación Minera, Ganadera, Agrícola e Inmobiliaria de Fernandini Clotet Hnos., la que transformó en 1946 en la Sociedad Minera El Brocal, donde llegó a ejercer las funciones de gerente general, director y asesor técnico del directorio.

De acuerdo con Helmut Waszkis, en su obra Mining in the Americas: Stories and History, fueron don Carlos Bellatín y Gonzalo Lostonau quienes propusieron a Eulogio Fernandini trabajar la mina Santa Bárbara en Huancavelica a gran escala y como una operación a tajo abierto.

“En los siguientes veinte años, los viejos trabajos se retomaron y se obtuvo cierta producción importante. Extrajeron tres libras de mercurio por tonelada y el cinabrio con más bajo grado jamás extraído. Con el colapso total del consumo de mercurio y de su precio al inicio de la década de 1970, la operación Santa Bárbara no pudo sostenerse más”, reseña el historiador.

Este ilustre minero también llegó a ser director de la Compañía Minera de Otuzco, miembro de la Junta de Accionistas de Hierro Perú y funcionario en Minero Perú Comercial (Minpeco).

El empresario
Como empresario exitoso, don Carlos Bellatín no solo se dedicó a la actividad minera, sino que también diversificó sus inversiones en otros sectores como la agroindustria, pesca, finanzas y bienes raíces, entre otros.

De esta manera, formó parte del directorio de la empresa Cal S.A. (inmobiliaria), Chavalina y Trapiche (negociación agrícola), Inmobiliaria Clofer, Inmobiliaria Panamericana, Urbanizadora Carabayllo, Las Retamas (constructora), Fábricas de Industriales (pernos), Industrias San Andrés (harina de pescado), Negociación Agrícola Ganadera Tocache, Agentes Navieros San Nicolás, Compañía Financiera y Comercial El Pacífico, y el Banco del Progreso, donde ocupó la vicepresidencia.

Con una rica experiencia acumulada en una impecable trayectoria y su amplio dominio de la problemática minera, fue convocado para presidir el Banco Minero del Perú, ser miembro del Consejo Superior de Minería, donde fue vocal entre los años 1959 y 1960, y asesor ad honorem de varios ministros de Energía y Minas.

En el ámbito institucional del sector minero ofreció su valioso aporte como director de la Sociedad de Ingenieros del Perú (SIP) en dos oportunidades (1960 y 1964), primer vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) en 1962 y presidente del directorio de la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo durante los años 1963 y 1964.

Asimismo, tiempo atrás cumplió una destacada labor en apoyo del Consejo Directivo del IIMP que presidió el Ing. Mario Samamé Boggio en 1954, cuando conformó la Comisión de Legislación y Crédito Minero junto a Enrique Torres Belón y Froilán Guzmán Espinoza.

Como una muestra de su inagotable lucidez, en 1987, con ocasión de una conferencia organizada por el IIMP y el Capítulo de Ingeniería de Minas del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú (CD Lima – CIP), don Carlos Bellatín vislumbró la necesidad de fomentar la inversión minera en beneficio de la economía del país, para lo cual resaltó que se requería de un marco institucional estable.

“El Perú tiene un enorme potencial minero y es, sin duda, la actividad más importante en el concierto económico nacional; su acción es decisiva para generar las divisas necesarias para su desarrollo. Por ello, considero indispensable la revisión de algunos aspectos con el objeto de lograr el máximo aprovechamiento de las sustancias minerales”, puntualizó con visionaria percepción.

A ello agregó que “esto solo se puede alcanzar estableciendo una normatividad clara y precisa que, a la vez de ser estable, permita garantizar la inversión en proyectos que, por su volumen y alto costo, requieren de la necesaria seguridad jurídica”.

Tras un fructífero desempeño profesional e indudables cualidades personales expresadas en más de 54 años de actividad, el 1 de marzo de 1994, a escasos días de cumplir los 76 años, dejó de existir este Minero Notable que brindó una invalorable contribución al fortalecimiento y desarrollo de la industria minera nacional, siendo ejemplo para las futuras generaciones no solo por su capacidad en el ejercicio de la Ingeniería de Minas, sino también por su amplia visión del sector como base para el progreso del Perú.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: