Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Especiales



Aníbal Campos Sueldo: Sencillez, visión y capacidad profesional al servicio de la minería en el país


Reconocido por su sencillez y apuesta decidida por la educación como la herramienta básica para alcanzar el desarrollo que nuestro país requiere, Don Aníbal Campos Sueldo, Minero Notable de repentina e inesperada desaparición, se ganó un lugar en la minería nacional en base a esfuerzo, dedicación y una visión progresista de futuro.

Nacido en La Oroya un 23 de octubre de 1936, Don Aníbal Campos Sueldo estudió sus primeros años escolares en el Colegio Nacional Santa Isabel de Huancayo, donde también culminó su educación secundaria.

Rodeado del ambiente minero que se desarrollaba en el centro del país, en 1958 decidió viajar a Lima con la finalidad de formarse como Ingeniero de Minas e ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), de la cual egresó en 1962, iniciando una larga y fructífera carrera profesional, tanto en el sector empresarial, como institucional y los claustros universitarios. 

Dos años después, el 4 de agosto de 1964 contrajo nupcias con Ana Zúñiga, con quien para su felicidad y orgullo tuvo cinco hijos: Javier, Ángel, Jorge, Neil y Aníbal, conformando una sólida familia que compartió su vida entre las minas del centro del país y el trajín de la capital.

En su dilatada trayectoria, tuvo un paso exitoso por la Cerro de Pasco Corporation, Compañía Minera Milpo S.A., Compañía Minera Erika S.A., Compañía Aurífera Aurex S.A., Compañía Minera El Madrigal, Minera Katanga, Compañía Minera Caylloma S.A., Churquini Enterprises Inc. Bolivia y Contratec S.A.

Don Aníbal tuvo un especial aprecio y consideración por su colega y amigo Don David Ballón Vera, con quien pudo desarrollar más de un emprendimiento minero, reconociendo en él no solo la inteligencia y capacidad para transformar en provechoso lo que otros veían como perdido, sino también sus valores y calidades humanas.

Siempre buscó el consenso en todos los aspectos de su vida, tanto en el profesional como familiar, llegando algunos ejecutivos y empresarios a reclamarle por qué dedicaba tanto tiempo a los obreros, sindicatos y activistas de izquierda, a lo que respondía que era para conocerlos y alcanzar objetivos comunes en beneficio de todos.

Un hecho que pinta de cuerpo entero a Don Aníbal y que demuestra su ascendencia para con los demás, fue cuando lo eligieron Vice-Rector de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión (UNDAC) y donó el íntegro de su sueldo para el Comedor Estudiantil, con la finalidad que los universitarios más pobres de Cerro Pasco tengan acceso a alimentación y la falta de recursos no les impida formarse como profesionales.

En el ámbito universitario

En 1969, cuando era Mine Foreman en la Cerro de Pasco, tomó una de las decisiones más importantes de su vida, al dejar este cargo para ofrecerle dedicación exclusiva a su reciente elección como Rector de la UNDAC.

Como máxima autoridad de esta universidad, desarrolló una destacable labor, no solo por su vinculación con el sector minero, sino también por su marcada gestión a favor de la mejora continua de la enseñanza teórico-práctica, como base del progreso de las sociedades.

Su tarea llegó a trascender las fronteras del recinto universitario de Cerro de Pasco, y fue elegido miembro de la comisión nacional encargada de la elaboración del Estatuto de la Ley Universitaria Nº 19326 y presidente Honorario del Congreso Nacional Extraordinario del Sistema Nacional de la Universidad Peruana.

Culminado su paso por la UNDAC, en 1975 regresó a Lima contratado por el Banco Minero del Perú, como Superintendente de la Regional Sierra Centro. Este retorno a la capital, le posibilitó explorar en otra de sus facetas más destacadas como dirigente de los principales gremios profesionales del sector minero en el país.

En ese sentido, conformó la directiva del Capítulo de Minas del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú en tres oportunidades y llegó a presidir el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) en el periodo 2008 – 2009.

Tras su elección, recuerda su hijo Ángel Campos, “tal fue su dedicación, que en nuestra empresa CVC Asociados empezamos a sentir su ausencia, por lo que un día le dije que si seguía faltando cerraría su oficina de Presidente del Directorio por abandono de trabajo. Debí presumir su respuesta: ‘he asumido una responsabilidad y esta será tanto o mejor que las anteriores’, me dijo. Su oficina fue reabierta en mayo del 2010, al término de su gestión”.

Al frente del IIMP, emprendió una serie de mejoras en la infraestructura como en los servicios a los asociados. Así, se iniciaron las obras de la remodelación de la actual sede del Instituto, que están culminadas en su primera etapa. Igualmente, se creó la Bolsa de Trabajo y se perfeccionaron las comunicaciones hacia los asociados.

Un hito que marcó su gestión, fue el cambio de imagen que se dio a la Convención Minera, que desde su vigésima novena edición  en el 2009, se posicionó como PERUMIN, alcanzando un récord de 30 mil visitantes, 7,500 profesionales inscritos en las conferencias técnicas y la participación de 42 representaciones nacionales de 42 países de los cinco continentes.       

Entre los múltiples reconocimientos que recibió Don Aníbal a lo largo de su vida, fue elegido presidente de la Asociación de Egresados de la UNDAC, epónimo de promociones de Ingenieros de Minas, Profesor Honorario y Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión y Presidente Honorario de la Asociación Peruana de Seguridad Industrial.

Antes de su inusitado deceso, ocurrido el 21 de noviembre, este Minero Notable presidía el Directorio de las empresas CVC Asociados y Sondasur y en su calidad de Past President, conformaba el Consejo Directivo del IIMP, constituyendo su partida una gran pérdida para la minería peruana, que dejó de contar no solo con un brillante profesional sino y, sobretodo, con un ser humano a carta cabal.




Otras Notas

Pedro Ly Zevallos: Talento e ingenio para el descubrimiento de depósitos minerales
Julio Pablo Orihuela Gómez: Contribución y capacidad a favor del desarrollo sustentable de la minería
Walter Toribio Casquino Rey: Conocimiento, visión y aporte para una minería más competitiva
Isaac Ríos Quinteros: Visión y talento para promover la formación técnica en minería
Enrique Benjamín Boza Barrios: Competencia y esfuerzo a favor del desarrollo de la minería argentífera
Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz: Eminente científico, visionario y precursor de la minería moderna
Amado Yataco Medina: Capacidad y aporte al desarrollo de la minería de fines del siglo XX
Víctor Raúl Eyzaguirre Parra: Talento y contribución al avance de la minería aurífera en el Perú
Michel Fort Figari: Pionero, investigador y propulsor de la metalurgia peruana


                   PUBLICIDAD

Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: