Agregar a favoritos
Recomienda a un amigo
Buscar en la web:
Código asociado:
Password: Perú

 Artículos Técnicos
 La Institución
 El Sector
 Proveedores
 En el Mundo
 Especiales
 Multimedia
 Agenda
EDICIÓN IMPRESA








   
 
Artículos Técnicos



La importancia del oro peruano en el mercado mundial

Arístides Sotomayor, Universidad de Lima – Instituto de Investigación Científica (IDIC).


Introducción
La actividad minera del oro se ha convertido en el pilar fundamental del desarrollo económico nacional debido a la gran riqueza de recursos que se encuentran en la corteza terrestre junto con otros metales como la plata y cobre, principalmente, en yacimientos auríferos de tipo veta y en formaciones aluviales y como subproducto de algunos minerales no férreos que se obtienen a partir de concentrados.

El impacto de la explotación del oro se refleja con claridad en la contribución del producto interno bruto nacional y regional por la generación de divisas, así como en los ingresos tributarios que son sumamente necesarios para el desarrollo económico, social y ambiental del país.

Asimismo, en la economía mundial la producción de oro tiene gran importancia por sus múltiples usos, como es el caso de la fabricación de monedas y lingotes de oro, como depósito de valor internacional, como valor de refugio en los bancos centrales de reserva, en la joyería y orfebrería y, en general, en la industria y la electrónica por su buena conductividad y resistencia a la corrosión, entre otros.

Por otro lado, las empresas mineras orientan sus esfuerzos hacia la ubicación y exploración de los yacimientos mineros, estableciendo su potencialidad para las decisiones de inversión y generación de riqueza en términos competitivos, lo que ha permitido que Perú se posicione como el primer productor de oro en América Latina y quinto a nivel mundial.

El proceso de explotación del oro, al igual que la extracción de los demás minerales y metales, genera diversos impactos sobre la salud humana y el medio ambiente; tal como se ha indicado, el oro se extrae de las minas subterráneas y superficiales en forma de mineral en bruto para su posterior procesamiento en pilas de lixiviación, mediante soluciones de cianuro para la recuperación del oro, pasando por los procesos de filtrado, eliminación de oxígeno, precipitación mediante polvo de zinc y secado, hasta la etapa de fundición donde se obtiene el “metal doré” que son barras compuestas de oro en un 40% y de plata un 60% aproximadamente; en el caso de la explotación de yacimientos aluviales o placeres auríferos en llanuras y terrazas, la recuperación del oro se realiza mediante la aplicación de soluciones de mercurio (amalgamación) debido a su alto contenido de metal, que en algunos casos puede alcanzar valores muy cercanos al 99% de pureza.

La comercialización del oro comienza con el minero puro en boca mina en la explotación de vetas o zonas aluviales; de modo que los métodos de explotación utilizados por la gran y mediana minería se realizan a través de minería a tajo abierto o subterránea y en cuanto a la pequeña minería, bien sea de formaciones aluviales o afloramientos superficiales, tiene lugar mediante métodos artesanales, como ocurre principalmente en Latinoamérica siendo un claro exponente Perú, además de otros continentes como es el caso de África y Asia.

Por lo general, el oro es un metal que se encuentra en baja concentración de contenido en la corteza terrestre y se estima que su ocurrencia es menor a 0.005 gramos por tonelada (g/t), lo cual requiere de un alto nivel de tecnología para poder recuperar y hacer explotable el yacimiento.

En lo que se refiere a los recursos y reservas, Perú cuenta con grandes depósitos de oro que aún no se encuentran en producción, lo que vendría a ser el potencial o patrimonio minero, cuya explotación puede ser en términos económicos viable en función de factores tales como la tecnología y las características físicas de la mina, como son la ley del mineral, calidad, volumen y ubicación del yacimiento, además de otras variables que influyen como la estabilidad jurídica, transparencia en el otorgamiento de los derechos mineros, las garantías a la inversión, disponibilidad de infraestructura y las regulaciones medioambientales. Todos estos factores pueden hacer viable la tasa de retorno que las empresas globales buscan optimizar a nivel mundial.

Por otra parte, el producto interno bruto minero “PIB minero”, resultado de las actividades mineras metalúrgicas, es muy importante como aporte en las economías a nivel mundial, concretamente en las estadísticas del PIB de cada país; según los datos del International Council on Metals and Mining (ICMM) y Commodities Reaserch Unit Strategies (CRU Strategies), la evolución de las estadísticas del PIB minero peruano durante el periodo 2007-2015 fue en promedio  cercano al 10% del PIB, superado por Chile que supuso más del 15%; lo que demuestra que existe una gran dependencia de la minería en la contribución de la economía de cada país, principalmente en aquellos donde las exportaciones mineras representan un porcentaje alto sobre las ventas totales, destacando Chile y Perú los cuales superan el 60% y 50%, respectivamente; Australia y Suráfrica están por encima del 30% de sus exportaciones totales; tal como se puede apreciar en la Figura 1; mientras que en la relación del porcentaje del PBI minero sobre PBI país en el caso de Australia, Suráfrica y Brasil mantienen rangos del 6%, 4% y 3%, respectivamente.

ABSTRACT
Gold mining has become the mainstay of national economic development due to the wealth of resources found in the earth’s crust, as well as other metals such as silver and copper, mainly in vein-type gold deposits and in alluvial formations, and as byproduct of some non-ferrous minerals obtained from concentrates.

The impact of gold mining is clearly reflected in the contribution of the national and regional gross domestic product since it generates foreign exchange, as well as in the tax revenues that are urgently needed for the economic, social and environmental development of the country.

In addition, gold production has great importance in global economy because of its multiple uses, as in the case of coins and gold ingots production, as store of international value, as supported values in central reserve banks, in jewelry and precious metalwork, and overall, in the industry and electronics due to its good conductivity and resistance to corrosion, among others.

On the other hand, mining companies are directing their efforts to locating and exploring mining deposits, defining their potential for the investment decision-making and the generation of wealth in competitive terms, which has allowed Peru to position as the first gold producer in Latin America and the fifth worldwide.

The gold mining process, as well as the mining of other minerals and metals, impacts differently on human health and environment; as described above, gold is mined from underground and surface mines in the form of crude ore, which is later processed in leach piles using cyanide solutions for recovering gold, going through filtering, oxygen elimination, precipitation using zinc powder, and drying process, until the smelting stage where we obtain the “metal doré”, which are bars made of gold 40% and silver 60% approximately. In the case of mining in alluvial deposits or gold “placer” in plains and terraces, gold recovery is carried out by applying mercury solutions (amalgamation) due to its high content of metal, which in some case can reach values close to 99% of purity.

In the mining of veins or alluvial zones, gold commercialization begins with the pure mineral in the mine entrance. Therefore, the mining methods used by the large and medium scale mining are carried out through open pit or underground mining. Regarding small scale mining, either alluvial formations or surface outcroppings, it takes place using artisanal methods. Peru is a clear example of this, as usually happens in Latin America and other continents such as Africa and Asia. Commonly, gold is a metal found in low concentration of content in the earth’s crust and it is estimated that its occurrence is of less than 0.005 grams per tonne (g/t), requiring a high level technology for its recovery and make the deposit mineable.

Regarding resources and reserves, Peru has large gold deposits that are not yet in production, which would mean a potential or mining heritage. Its exploitation can be viable in economic terms depending on factors such as technology and physical characteristics of the mine, as well as ore grade, quality, volume, and location of the deposit, and other factors influencing the judicial stability and transparency in the granting of mining rights, investment guarantees, infrastructure availability, and environmental regulations. All these factors can make the rate of return global companies seek to optimize around the world viable.

On the other hand, mining gross domestic product or “mining GDP”, which is the outcome of metallurgical mining activities, is very important as a contribution to economies worldwide, particularly in each country’s GDP statistics. According to International Council on Metals and Mining (ICMM) and Commodities Research Unit Strategies (CRU Strategies) data, this statistical evolution of the Peruvian mining GDP during 2007-2015 period was close to 10% of GDP on average, exceeded by Chile with more than 15%, which demonstrates that there is an important dependency on mining in the contribution of the economy of each country, mainly those where mining exports represent a high percentage over total sales, highlighting Chile and Peru which exceed 60% and 50%, respectively. Australia and South Africa are above 30% of their total exports, as shown in Figure 1, while the mining GDP and country GDP rate in the case of Australia, South Africa and Brazil maintain rates of 6%, 4% and 3%, respectively.


Producción minera de oro por regiones y empresas en Perú
Se estima que existen en Perú más de 480 unidades mineras de oro, de las cuales 28 concentran cerca del 90% de la producción nacional, entre ellas destacan la Minera Yanacocha, Minera Barrick, Compañía de Minas Buenaventura, Consorcio Minero Horizonte, Aruntani y Aurífera Retamas, entre otras. Estas han hecho posible el crecimiento sorprendente de la oferta minera de oro con grandes volúmenes de producción y capacidad productiva, debido a la diversidad y disponibilidad de yacimientos mineros localizados en las diferentes regiones del Perú.

El análisis consolidado de la producción aurífera por regiones, muestra que la producción minera nacional proviene fundamentalmente de dos regiones, Cajamarca y La Libertad, que suponen más del 60% del total nacional y que durante los años 2000-2015 han tenido un crecimiento promedio anual del 38%, Arequipa es la tercera región productora de oro del Perú seguida por la región Madre de Dios con 9%; finalmente la región Ayacucho registró un crecimiento del 2% anual. La principal empresa productora de oro del Perú con un 36% es la Minera Yanacocha como se puede apreciar en la Figura 2, principalmente por las operaciones de su unidad Chaupiloma Sur, en el segundo puesto destaca con un 20% de participación nacional la empresa Minera Barrick Misquichilca con sus unidades de operación Alto Chicama hoy Lagunas Norte y la Mina Pierina, seguida por las empresas Minera Aurífera Retamas y Consorcio Minero Horizonte.

Finalmente, la partida otros supone el 27% promedio de aportación nacional y está representada fundamentalmente por Compañía Minera Poderosa, Minera Aurífera Santa Rosa, Minera La Arena, Minera Caraveli y Minera San Simón; también aportan a la producción nacional las empresas Gold Field La Cima, la Compañía Minera San Simón, Cori Puno, Minera Arasi, Minera Veta Dorada y Minera Anabi, entre otras.

Producción minera de oro mundial
La producción de oro a nivel mundial se concentra en una gran cantidad de empresas distribuidas en diferentes países del mundo y, debido al alto valor del metal por unidad de peso, existen incentivos para las pequeñas empresas con el fin de que desarrollen proyectos de extracción que no necesariamente deben alcanzar grandes cantidades de producción.

En la actualidad, las empresas más importantes de producción de oro, que lideran mundialmente son Barrick Gold Corporation, AngloGold Ashanti y Newmont Mining Corporation; unas empresas conforman alianzas estratégicas o joint ventures como es el caso Barrick Gold y AngloGold Ashanti que a través de este mecanismo controlan gran número de minas en el mundo y asimismo en muchas ocasiones formando sociedades con otras compañías. Igualmente, al considerar la estructura de la industria del oro se identifica que los mayores productores controlan la más grande fracción de la oferta minera mundial; mientras que los seis primeros productores que cubren la tercera parte de la producción anual del oro, sin considerar los joint ventures y las tres empresas principales productoras indicadas, han disminuido considerablemente su participación en el mercado de oro en los últimos años.

En la Figura 3 se presenta la evolución de la producción minera de oro a lo largo de los años, donde la oferta ha tenido periodos de bajas y alzas, principalmente caracterizados por los considerables incrementos en los últimos años, siendo las áreas geográficas de Asia, América Latina y África las que registraron cantidades significativas; en este aumento han influido de forma decisiva los principales países productores de oro de cada continente.

Cabe resaltar la importante participación histórica de Sudáfrica lo cual ha contribuido a ese encarecimiento paulatino; a pesar de ello, su participación en la producción actual se encuentra por encima del 50% del total del continente africano, ya que en otros países de dicho continente existen limitaciones como son los problemas políticos y sociales, de tipo técnicos tales como los costos crecientes, leyes del mineral en baja y profundidades de explotación mayores, entre otros.

Se estima que la oferta de oro continuará sostenida por la producción primaria proveniente de la mina; sin embargo, la tendencia de la oferta de las fuentes primarias a corto plazo podría disminuir debido principalmente a la caída de los precios del metal y por el aumento de los costos de producción, lo que afectaría a las operaciones de las minas pequeñas que ya mantienen altos costos en sus explotaciones debido al incremento en los costos de mano de obra y la disminución en las leyes del mineral, que las harían inviables en términos de rentabilidad; de igual forma, la disminución del precio del oro puede afectar de manera negativa a la oferta proveniente de la recuperación y reciclado, vale decir de las chatarras.

La oferta total del oro se compone del metal extraído de la mina, el volumen que llega al mercado a través de las ventas del sector oficial (bancos centrales), oro liberado al mercado mediante operaciones de cobertura de-hedging y el oro recuperado de los productos reciclados; esta oferta, debido al valor intrínseco que posee el metal, ha estimulado a las entidades asociadas al sector oficial (gobiernos) y operaciones financieras que son parte importante de la oferta mundial del oro, a pesar de que dichas entidades se consideran como compradores netos del metal.

En el análisis comparativo de la figura indicada destaca la producción primaria de oro de Asia (en especial de China, por las empresas Shandong Gold y Zhaojin Mining), que representa el 24% del total acumulado mundial y que prácticamente ha desplazado a un segundo lugar a Suráfrica que fue una de las principales fuentes de la producción minera a lo largo de la historia y por muchos años; el segundo país del continente asiático está representado por Indonesia que abastece la cuarta parte de la oferta que ha visto disminuida su participación debido a los problemas de índole operacional y de productividad, lo cual ha motivado la reducción de la producción en las minas Grasberg (FreePort-McMoran) y Batu Hijau (Newmont Mining Corporation); cabe señalar que en la actualidad, la oferta total de oro a nivel del mundo se concentra en los seis principales países productores primarios tales como China, Australia, Estados Unidos, Rusia, Perú y Suráfrica.

Inversión en proyectos mineros de oro en Perú
Perú, especialmente en las zonas alto andinas, tiene un gran potencial de recursos mineros y, gracias a la disponibilidad de estos, importantes empresas líderes mundiales realizan inversiones en proyectos de grandes dimensiones con la finalidad de cubrir la demanda de oro en los mercados de Estados Unidos, China, Suiza, Japón, Canadá y países de la Unión Europea, entre otros. Cabe recordar que el oro tiene una utilidad netamente asociada a la posesión del metal en lingotes y en sus diferentes formas de uso y, por su valor intrínseco a nivel mundial, es muy difícil sustituir la inversión de un proyecto minero de oro, salvo que sea por otro metal precioso de alto valor por unidad de peso.

Asimismo, el oro tiene una gran importancia a nivel financiero, ya que los inversionistas suelen utilizar este metal para obtener ganancias debido al mínimo riesgo existente en la pérdida de su valor comparado con otras divisas. Igualmente, en épocas de incertidumbre económica y volatilidad de tipos de cambio se recurre al oro como un refugio de inversión, por lo tanto, la inversión y la demanda de oro aumenta, dado que las entidades oficiales tienden a diversificar su portfolio de reservas con metales de alto valor como es el caso del oro, con la finalidad de evitar la dependencia de monedas que pueden verse devaluadas por una crisis económica mundial.

En la actualidad existen proyectos de inversión que se encuentran en diferentes fases de estudio y ejecución, con una creciente cantidad en fase de exploración que provienen principalmente de compañías canadienses junior y de compañías grandes y medianas de los Estados Unidos, Australia, China y Brasil, que se están convirtiendo en inversores en proyectos de exploración, lo que influenciaría de manera directa en la futura competitividad de la oferta minera; cabe indicar que las empresas grandes y medianas concentran las inversiones en proyectos avanzados hacia la producción, lo cual revaloriza la minería peruana.

En general, se puede afirmar que el comportamiento de la inversión minera peruana ha tenido una tendencia favorable con ventajas comerciales significativas y cuenta con una gran libertad para importar maquinaria y los equipos necesarios para las explotaciones; las empresas mineras multinacionales más importantes perciben a Perú como un espacio atractivo para sus inversiones, en equipamiento de plantas de tratamiento, equipo minero, exploración, explotación, infraestructura y ampliación de operaciones.

Asimismo, se han producido cambios en la configuración de la inversión, como es el caso de Rusia que expandió su inversión llegando a empatar con Perú en el sexto lugar, mientras que China fue desplazada al octavo lugar y la República Democrática del Congo, que surge como una estrella minera con un interés creciente en la búsqueda del oro, desplazó a Argentina del top ten al puesto once. Según los datos disponibles, el líder en el ranking mundial desde el año 2002 es Canadá que concentró el 26% de la inversión mundial durante el periodo 2011-2015 cuyo monto es de 8,636 millones de dólares (M$), seguido por Australia que supone el 17% con 6,836 M$ del total acumulado, Estados Unidos y México representan el 11% y 8%, respectivamente del mundo, por su parte Chile, Perú y China registraron una participación con 7%, 6% y 5%, respectivamente.

Si bien es preocupante la tendencia en la caída de la inversión en exploración, no ocurre lo mismo con la tendencia de la inversión total que comprende la construcción de minas, plantas de tratamiento, preparación y explotación, donde se ha registrado un crecimiento de 47% del año 2008 al 2013; mientras la inversión minera total crece, la exploración decrece, lo cual no resulta ser una muy buena opción en términos de competitividad y desarrollo económico del país, porque se estarían extrayendo recursos mineros sin la reposición al mismo ritmo del stock de los recursos y reservas minerales, los cuales se ven amenazados por la explotación del yacimiento minero.

Por otra parte, es importante mencionar la participación de los empresarios mineros peruanos que se han convertido en los principales motores de inversión con un 43% en exploración, en los años 2008-2014, frente al 53% de las demás naciones que tienen inversión en el país, Canadá y China que concentran el 13% y 10%, respectivamente; son notables los grandes esfuerzos realizados por los empresarios peruanos entre los que destacan los grupos mineros Buenaventura, Volcán, Hochschild, Marsano, Consorcio Minero Horizonte y Arias, entre otros. Según los datos del periodo 2008-2014 las inversiones de mayor atractivo fueron los metales preciosos (oro y plata) con un 36% de la inversión en exploración, seguido por el cobre con el 22% y la polimetálica con 17%; lo cual es muy positivo para la inversión minera peruana porque se ha detenido la caída y revertido la tendencia respecto a la percepción como país destino para la inversión.

Las compañías mineras en Perú mantienen un ritmo de crecimiento en inversiones desde hace 11 años, se ha invertido cerca de 40,000 M$ en desarrollo de nuevos proyectos y ampliación de instalaciones mineras; este flujo de capital representa más del 60% de la inversión total del país y fueron ejecutadas por 537 empresas, de las cuales 50 empresas mineras totalizaron 9,142 M$ en el 2013; en general, la minería peruana continuará su proceso de consolidación y expansión de su liderazgo en el futuro, se estima la puesta en marcha de 17 proyectos en el periodo 2016-2030, de oro, plata y cobre, de los cuales están y entrarán en producción seis en el periodo 2011-2016, tal como se puede ver en la Tabla 1; Perú viene desarrollando una sólida cartera de proyectos mineros que se encuentra en la fase de exploración, construcción y otros ya ingresaron en la etapa de producción como el caso de Antapaccay, Toromocho y la ampliación de Antamina.

La gran empresa minera peruana llamada “Perú Sociedad Anónima”, de la cual todos los peruanos somos accionistas, registró un récord de atracción de las inversiones en el ranking top de las 50 mayores inversiones mineras; ello contribuirá al desarrollo económico y social del país, lo que demuestra un efecto multiplicador principalmente por el liderazgo del ranking top de las 10 mineras que realizaron la mayor inversión; en la Tabla 1 se presenta la cartera de proyectos mineros de oro que serán puestos en marcha en el periodo 2011-2016, donde se pueden apreciar los montos de inversión, las empresas encargadas, así como el origen del país inversor y las regiones donde están ubicados los proyectos, destacándose la empresa Minera Yanacocha a través del proyecto Minas Conga situado en la región Cajamarca con una inversión de 4,800 M$ que representa el 27,85% del total de inversión nacional en oro.

Comercio mundial de oro
La gran parte del desarrollo comercial de Perú se debe a la comercialización de minerales y metales, este sector contribuye activamente tanto en las exportaciones nacionales como en compras e inversiones, lo que supone que en términos generales el comercio de los productos mineros conforman más del 60% del total de las exportaciones del país desde hace años, lo que demuestra que la minería juega un rol de suma importancia en la generación de riqueza y de empleo.

Existen interesantes casos de éxito exportador gracias a la generación de empleo de la minería cuyos protagonistas son artesanos especializados en diversas áreas, tales como en artesanía de oro, platería, cerámica, retablos, orfebrería y confecciones, entre otros, que son reconocidos en el mercado nacional y en el ámbito mundial.

De acuerdo con el ranking de exportadores mineros peruanos, durante los últimos años, el comercio exterior redujo su crecimiento al descender por segundo año consecutivo desde 22,499 M$ que fue en el 2013 hasta 18,499 M$ en el 2015, debido a la caída de los precios de los metales y del volumen de las ventas mineras; según la publicación del Directorio de Proveedores Mineros del Perú 2015, este escenario responde al comportamiento de la comercialización del ranking de 20 exportadores top 2015 que registraron caídas en sus ventas; asimismo, del ranking de las 50 empresas mayores exportadoras cayeron las ventas en 32 empresas mineras, lo que provocó la caída hasta alcanzar niveles bajos durante los últimos años, entre las cuales figuran líderes exportadoras como Yanacocha, Barrick y el Consorcio Minero que registraron en promedio una caída del 30%; igualmente las ventas de la Minera Antamina, mayor exportador minero de Perú, Southern Perú y Minera Cerro Verde bajaron en promedio un 10%, mientras que las únicas empresas que subieron las exportaciones fueron Votorantin Metais, Volcán Compañía Minera, Administradora Cerro, y Sociedad Minera El Brocal y Antapacay.

El oro es el segundo producto de exportación minera después del cobre que representa el 35% del total de las ventas de minerales peruanos, cuyas transacciones comerciales se realizan con más de 17 países; el comercio peruano de oro se concentra en tres países representando el 89% del total de las exportaciones, liderado por Suiza con un 38%, cuyo monto alcanzado en valor fue de 2,949 M$ en el año 2014.

El comercio internacional del oro en sus diferentes formas (polvillo, lingotes, etc.) se concentra en pocos países, a diferencia de la compra-venta del oro monetario donde existe un comercio más amplio. En este caso se analiza la dependencia externa del oro (importaciones) de los países, así como el intercambio comercial existente en relación a las exportaciones, si bien muchos de los países que lideran la comercialización de oro no disponen de esta materia prima, destacan por su dominio tecnológico y se convierten en los principales mercados del comercio mundial del oro, tal como se puede apreciar en la Figura 4 y Tabla 2, el intercambio comercial existente entre los diversos países productores mineros y refinadores de oro, donde la comercialización comienza en los países de producción minera neta para luego generar el comercio internacional a nivel de los países desarrollados y emergentes.

Asimismo, los datos estadísticos se explican sobradamente con respecto a la situación de cada país y también del análisis se desprende que el mayor importador de oro mundial está representado por el continente asiático comparado con las otras áreas geográficas del mundo, concretamente más del 90% de las importaciones en Asia está comprendida en cuatro países liderados por Hong Kong que ha aumentado cinco veces sus importaciones, seguido por India que ha duplicado, Tailandia que ha incrementado en cuatro veces y Turquía que durante la última década han mostrado un incremento en el comercio.

Por otro lado, cabe mencionar la importancia de India en este conjunto de países por tener el mayor consumo interno de oro, lo que implica una exportación considerablemente menor, en aplicación a la política comercial del gobierno indio que durante los últimos años ha implementado una serie de reglas al incrementar los aranceles a las importaciones de oro, que obliga a exportar solo el 20% del total del oro importado, una vez cubierto y liberado el consumo doméstico (los importadores con licencia pueden ingresar sus compras hasta tres lotes, después del tercer lote el oro importado será inferior a las dos anteriores, según el Banco de Reserva de India); esta acción ha generado confusiones y restricciones a la entrada de nuevos importadores lo que ha provocado el alza de los precios internos llegando a alcanzar primas hasta de 150 dólares por encima del precio de cotización mundial.

El segundo lugar corresponde a los Estados Unidos que ha incrementado de manera notable sus compras, desplazando de esta manera al tercer lugar a Canadá cuyas compras alcanzaron solo el 25% del total de las exportaciones; igualmente países como Italia, India y Reino Unido también son compradores de la exportaciones mineras de oro con una participación mínima de un 4% en promedio de las ventas peruanas. En términos globales, siguen destacando Hong Kong e India como los principales importadores de oro, seguidos de lejos por Canadá, Estados Unidos, Tailandia y la Unión Europea; con respecto a los exportadores, Suiza es el país más relevante con un claro liderazgo tanto por la cantidad de oro exportada como por los diferentes destinos a los que exporta y con menor volumen siguen China, Estados Unidos, México y Argentina.

El comportamiento histórico del comercio mundial de oro, muestra una clara tendencia de crecimiento, indiscutiblemente la región de Asia es la mayor importadora proveniente de países como Suiza, Estados Unidos, Suráfrica, Alemania y otros; por el contrario las importaciones de oro no monetario de la Unión Europea ha venido disminuyendo lentamente durante los últimos años, a pesar de ello, Italia sigue manteniendo la tendencia histórica de liderazgo como principal importador probablemente motivado por su importancia en el mercado europeo de joyas y en lo que se refiere a las exportaciones de oro de la Unión Europea estas muestran una ligera recuperación; el oro importado por los países de la Unión Europea proviene de manera sostenible principalmente de Suiza en más del 60% del total de la demanda de la UE, ya que históricamente se ha comportado como un importador neto de oro.

Asimismo, las importaciones de oro de América se basan principalmente en el intercambio comercial entre Canadá y Estados Unidos que supone más del 90% de las importaciones de este continente, y provienen de Perú, Argentina, México y otros. Vale aclarar que tanto Estados Unidos como Canadá, son también considerados países productores de oro a partir de la minería por la disponibilidad de sus recursos minerales, que les permite tener un rol destacado por su condición exportadora.

Consumo de oro
El oro ha sido utilizado por la humanidad desde tiempos prehistóricos en usos de ornamentación, comenzando la utilización masiva en las culturas antiguas, como es la cultura Egipcia en el año 2000 a.C. y penetrando con fuerza en Europa durante la colonización de América, ya que los nativos (indios) de Perú, México y en algunos países de Centro América se caracterizaban por la utilización de grandes cantidades de adornos fabricados a partir del oro.

El comportamiento de consumo de metales en general, sigue el ciclo de las economías mundiales influenciado principalmente por los cambios estructurales en los componentes del PIB industrial, ya que la intensidad de uso de los metales guarda relación entre la cantidad consumida del metal usado como insumo y la producción industrial total; conforme avanzan los cambios tecnológicos se han producido la sustitución del oro por otros materiales y la miniaturización de los bienes de consumo final han provocado un decrecimiento en la intensidad de uso de los metales. Sin embargo, durante la última década se ha producido un incremento en el ingreso per cápita debido a diversos factores, tanto en los países industrializados como en los emergentes y en vías de desarrollo, lo que se ha reflejado por un lado en la demanda de los bienes de consumo duradero que incorporan a los metales como insumo principal, y por otro, en la producción industrial de alta tecnología, difusión y transformación de las tecnologías de la información, telecomunicaciones, construcciones y de transporte, han estimulado la demanda de los metales básicos.

Asimismo, es complicado hacer proyecciones sobre el futuro de la demanda y la intensidad de uso, pero es posible afirmar que la mayor intensidad de uso debería mantenerse en el mediano y corto plazo, siempre y cuando la demanda de los países emergentes continúe creciendo, incluso si se estabilizaran los consumos en los países de industrialización madura, en paralelo se induciría el aumento en el ingreso per cápita, lo que se reflejaría en una mayor demanda del oro y la plata, así como de los metales básicos.

El oro se caracteriza por sus grandes propiedades de alta conductividad eléctrica, buen aislante del calor y del frío y, gracias a su ductilidad, maleabilidad y dureza, se ha convertido en el material más utilizado en la fabricación de joyas, odontología, cables eléctricos y componentes electrónicos, entre otros, tal como se puede apreciar en la Tabla 3; el oro es prácticamente indestructible, vale decir, el metal que ha ingresado al consumo en sus diferentes formas continua existiendo y sigue siendo utilizado, así como también puede ser recuperado fundido y fabricado para un nuevo uso.

Históricamente la demanda del oro ha estado representada por dos fuentes: la industria de fabricación y la de inversiones; la primera se compone en su mayor parte por la demanda de joyería, electrónica, dentales y otros usos industriales; mientras que en las inversiones la demanda proviene de reservas en barras o lingotes, monedas oficiales y no oficiales, y otros usos para la inversión; por otro lado, el oro se ha fortalecido como metal refugio de valor respecto al alza del precio del petróleo y la devaluación del dólar, mediante la aplicación de fondos de cobertura; de igual manera, existen restricciones en la oferta (proveniente de la producción minera, ventas de reservas de los bancos centrales y de las chatarras nuevas y viejas que conforman la producción secundaria) del oro con el fin de no vender oro por encima de ciertos límites establecidos en cumplimiento del Acuerdo de Washington por parte de los bancos centrales.

Como se ha indicado, gran parte de la demanda mundial del oro se orienta al consumo en manufacturas de joyería, que suelen principalmente concentrarse en tiendas pequeñas y artesanos individuales, lo que hace que el mercado de oro sea altamente atomizado; mientras en el caso de los pequeños productores generalmente están apoyados por los joyeros mayoristas y cuando se trata de empresas grandes, estas por lo general integran toda la cadena de valor, desde la transformación en lingotes y barras, producción de aleaciones hasta la venta del producto final.

El hombre ha utilizado joyas de oro históricamente como un símbolo de poder, así como parte común de adornos de diseño y moda que manifiestan el estilo de vida de la sociedad moderna a nivel mundial. Al analizar la distribución de la demanda, por áreas de consumo específico a lo largo de los diferentes quinquenios, se aprecia que el mayor porcentaje se deriva principalmente al sector de la joyería, como se puede observar en la Figura 5, es decir, en el último quinquenio predomina el sector de joyería con un 72% del consumo mundial acumulado. En lo que concierne a la sustitución del oro en la industria de joyería, se da por el platino, plata, paladio y por algunos metales básicos como en la joyería de fantasía; en todo caso la magnitud de sustitución dependerá de la cultura, moda, tendencia de diseño y ciertamente del precio; en una situación de alza del precio del oro, se espera que la sustitución en este sector sea más intensa, debido a que los materiales de sustitución en el pasado han sido utilizados y las tecnologías son conocidas; por el contrario, ante una baja del precio, la industria de la joyería incrementará el uso del oro.

En lo que se refiere a las aplicaciones en electrónica a nivel del mundo, existe un nivel de crecimiento progresivo a través de los periodos del quinquenio y representa el 12% del consumo total, que viene a ser el uso industrial más importante del oro, debido a sus propiedades térmicas, eléctricas y anticorrosivas, principalmente en tipos de transistores y circuitos integrados y contactos de relé, es decir que entran a formar parte del equipo electrónico en computadoras, telecomunicaciones, equipamientos para automóviles, pantallas planas, tablets o “asistente personal digital” denominado en inglés PDA y en otros artículos puede estar protegido o encapsulado por otros materiales.

En general, en los transistores se encuentra el oro en las soldaduras, soporte base, protegiendo superficies, pero cubierto en algunas ocasiones con níquel; mientras tanto, el consumo en los circuitos integrados, deriva en forma de protección superficial para algunas aleaciones de níquel y en soldaduras; en estos casos el ciclo de recuperación del oro es bastante pobre.

En cuanto a la sustitución del oro en la industria de artículos electrónicos y eléctricos, los principales competidores son la plata, el paladio y aleaciones de paladio y oro, y de paladio y níquel, el uso industrial del oro, para estos artículos, en general tiene mucha importancia y confiabilidad, por el contrario la cantidad de demanda no depende del precio del metal, debido al bajo contenido de oro en el producto final.

Por otro lado, el empleo de oro en monedas y medallas, se considera un tanto fluctuante, especialmente para el primer caso, que sobre todo depende de acontecimientos económicos y/o políticas de gobiernos, ya que las monedas son valoradas en base al precio de mercado teniendo en cuenta su peso y el margen del costo de acuñación; asimismo, las casas de acuñación de moneda no producen monedas oficiales para utilizarlas como un medio de transacción, debido a que el valor real del metal excede al valor indicado para fines de transacción; además de las monedas oficiales existen también monedas no oficiales acuñadas por las mismas casas de moneda y son utilizadas principalmente como una herramienta de inversión, con mayor relevancia en los países industrializados en comparación con aquellos países en vías de desarrollo; en general los sectores de monedas y medallas durante los diferentes quinquenios han experimentado un incremento en la participación del consumo hasta alcanzar cada uno el 6% de la demanda acumulada mundial.

En lo que se refiere a la sustitución del oro en estos usos, tiene un efecto e importancia menor, debido a que la sustitución del oro por otro metal afecta directamente al valor de la moneda y de la medalla y, en este último el impacto negativo social que puede tener por ejemplo en los eventos deportivos y condecoraciones.

Por otra parte, el subsector de aplicaciones dentales fundamentalmente en las incrustaciones dentales y la ortodoncia (brakets) que representa el 1% de la demanda acumulada del mundo, durante los diferentes quinquenios ha experimentado un retroceso sostenido, debido a la sustitución de otros materiales paralelos. Los odontólogos consideran que la tendencia a la baja es irreversible, a pesar de que aún persiste una demanda de oro para estos fines debido a sus grandes propiedades de fiabilidad y durabilidad y que ha sido utilizado con éxito a lo largo de la historia. Sin embargo, la sustitución por algunos materiales con aleaciones sin la presencia de oro puede generar importantes riesgos para la salud, igualmente las aleaciones dentales del paladio, el platino y la plata son los principales sustitutos, así como las nuevas tecnologías de porcelana, resinas y cerámicas vienen sometiendo al oro a una dura competencia y reemplazándolo en este campo; además, los altos precios del oro últimamente han estimulado la sustitución con alternativas menos costosas.

Finalmente, la partida otros que comprende materiales utilizados en la medicina como el tratamiento contra el cáncer, artritis reumatoide y otras enfermedades, así como la soldadura autógena, entre otros, supone el 3% del consumo mundial.

Por lo general, la estructura de la demanda del oro en sus múltiples usos finales viene marcada por las diferencias entre los países industrializados y aquellos en vías de desarrollo, ya que se trata de dos mercados muy distintos, caracterizados por una serie de razones de tipo económico y sociológico, es decir, se demuestra que en los países desarrollados el oro tiene importancia relativa como material industrial con una tendencia creciente, mientras en los países en vías de industrialización y subdesarrollados el consumo se orienta al uso de joyas y decoraciones.

De acuerdo con el análisis estadístico para las distintas áreas geográficas del mundo, la región de Asia es la más consumidora, la cual está concentrada principalmente en dos países que suponen más del 60% comparado con el resto de países de este continente y en conjunto consumieron en el periodo 2000-2015 en total 24,267 t, equivalente al 65% de la demanda total del mundo; el primer lugar corresponde a India con el 40% del consumo, seguido por China con un 23% de este conjunto de países, cuyo liderazgo en ambos casos está asociado a la industria de fabricación de joyas y aplicaciones electrónicas, que ha venido marcada por una tendencia alcista durante la última década.

El mercado de la Unión Europea considerado como el segundo del mundo con 5,486 t representa el 15% del consumo acumulado mundial, prácticamente caracterizado por dos países Italia y Alemania que alcanzaron el 59% y 13%, respectivamente; en cambio los países del resto de Europa con una participación por parte de Suiza del 93% muestran en conjunto valores mínimos del 2% comparado con el consumo total mundial; la demanda de monedas en Europa durante los últimos años aumentó teniendo como impulsor a inversionistas turcos que son considerados como el mayor mercado mundial para monedas de oro, recuperando de esta manera su posición líder perdida durante la crisis financiera crisis subprime de Estados Unidos, que tuvo inicios en setiembre de 2008 por la sobrevaloración de los activos inmobiliarios (viviendas) que incentivaron el endeudamiento familiar con bajo interés, rapidez y facilidad de créditos por parte de las entidades financieras norteamericanas; igualmente la demanda europea de joyas y aplicaciones electrónicas ha registrado decrecimientos que tendrán efectos en el futuro debido a la incertidumbre económica, como lo ocurrido con Grecia que puede requerir de más rescates, España podría continuar solicitando más ayuda, Italia aún no ha superado el estancamiento político y económico, Chipre atraviesa graves dificultades y el Banco Central Europeo hará todo lo posible, como lo ha venido haciendo en el pasado, lo sigue haciendo en el presente y continuará haciéndolo en el futuro, para salvar el euro como condición de robustez de la moneda única.

Por su parte Estados Unidos alcanzó la cantidad de 2,888 t que significa un 8% del acumulado total mundial; después del 2009 el interés por la compra de monedas de oro por los inversionistas locales y consumidores se ha visto afectado por la crisis económica, en la actualidad han propiciado la variación de los patrones de la demanda, por barras de oro y monedas como otra forma popular de inversión, aunque las monedas tienen un valor superior a las barras y las primas cobradas en barras son más bajas, lo que se hace más notorio cuando se dan altos precios del oro y podrían ser más significativas en el caso de los inversionistas retail; cuando el precio del oro aumenta estimula a los inversores de Estados Unidos a cambiar su preferencia de monedas a barras.

Por otro lado, la aplicación del oro en electrónica se mantendrá en niveles estables en los próximos años y en el consumo de joyas su tendencia a la baja a corto plazo no sufrirá cambios. En cuanto a la compra de oro para usos financieros las perspectivas son más optimistas por la recuperación económica de Estados Unidos asociada al crecimiento económico mundial, que reduce la prima de refugio seguro del oro. Finalmente, las áreas geográficas de África, Rusia, América Latina y Canadá, registraron su participación en cantidades mínimas que suponen un 4%, 3%, 2% y 1%, respectivamente, del total de la demanda del mundo.







Referencias
Banco Central de Reservas del Perú. 2015. Consultas series estadísticas. Recuperado de http://estadisticas.bcrp.gob.pe/index.asp?sIdioma=1&sTitulo=Exportaciones&s Frecuencia=M
CRU Strategies. 2015. Estudio para caracterizar el mercado nacional e internacional de los minerales estratégicos. Santiago, Chile. Recuperado de http://www.simco.gov.co/portals/0/publicaciones/
Documentos/Estudio_caracterizar_mercado_nacional_internacional_minerales_estrategicos.pdf
International Lead and Zinc Study Group. 2015. World Lead and Zinc Statistics. Monthly Bulletin 2014. Lisboa, Portugal: ILZSG.
Ministerio de Minería del gobierno de Chile. 2014. Anuario de estadísticas del cobre y otros minerales 1993-2013. Santiago: Comisión chilena del Cobre. Recuperado de http://www.cochilco.cl/descargas/estadisticas/anuarios/AE2013web.pdf
Ministerio de Energía y Minas.2015. Anuario Minero 2014. Lima, oficina de imagen institucional y comunicaciones.
Promotores Multimedia SAC. 2014. Directorio de Proveedores Mineros del Perú 2014. Tomo I.
Proveedor Minero. 2014. Ranking de Inversión en Minas, Proyectos y Exploración. Edi. revista N° 41.
Sánchez-Albareda, F. y Lardé, J. 2006. Minería y Competitividad Internacional en América Latina. Santiago, Chile. Naciones Unidas: División de Recursos Naturales e infraestructura de CEPAL.
Thomson Reuters GFMS. 2015. World Gold Survey 2015. Londres, Reino Unido. Recuperado de http://share.thomsonreuters.com/PR/Misc/GFMS/GoldSurvey2013Update1.pdf
The British Geological Survey (BGS). World mineral statistic data 2000-2013.
Recuperado de http://bgs.ac.uk/mineralsuk/statistics/wms.cfc?method=searchWMS
Trade Statistics. 2015. UN Comtrade Database 2000-2014. Recuperado de http://comtrade.un.org/data/
United States Geological Survey. 2015. Historical Statistics for Mineral and Material Commodities in the United States. Recuperado de http://minerals.usgs.gov/minerals/pubs/historical-statistics/#lead
World Bureau of Metal Statistic. World Bureau Metals Database (2014). Recuperado de http://www.world-bureau.com/
World Gold Council. 2015. Gold Demand Trends. Recuperado de  http://www.gold.org/supply-and-demand/gold-demand-trends.





Otras Notas

El éxito de Compañía Minera Antamina basado en un modelo de gestión de planeamiento integrado
Gestión estratégica minera en época de crisis
Proyecto minero Santas Gloria: yacimiento de plata en el distrito minero de Cocachacra. Geología, recursos y potencial exploratorio
Programa de Desarrollo Agropecuario en Chumbivilcas (PDA): Planta Procesadora de Leche y Derivados de Lácteos de Cullahuata
Formación de jóvenes emprendedores en el Perú
Estudios ambientales, participación ciudadana y consulta previa en minería
Los depósitos de sulfuros masivos vulcanogénicos (VMS) de la cuenca Lancones Piura – Perú
Detección de fugas en geomembrana mediante métodos Geoeléctricos en Perú
Nuevas orientaciones en hidrometalurgia de plata para beneficiar minerales refractarios y concentrados complejos


                   PUBLICIDAD
Revista MINERIA lGuia de Proveedores lOpiniones lAnuncie lSuscribase lContáctenos lMapa del Site © Instituto de Ingenieros de Minas del Perú
Derechos Reservados
Sitio desarrollado por: