X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

IIMP: MINERÍA REÚNE CARACTERÍSTICAS SINGULARES PARA UN REINICIO PROGRESIVO

Mediante comunicado público, el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) destacó que el sector minero peruano, además de su innegable aporte a la economía nacional y local, reúne características singulares para un reinicio progresivo de actividades como su ubicación remota, huella operativa cercada, altos estándares de seguridad industrial y sanitaria, y trabajo en ciclos rotatorios.

Nuestro gremio profesional reconoce las medidas de aislamiento adoptadas por el Ejecutivo en el marco de la emergencia sanitaria, así como el buen criterio del Ministerio de la Producción que en su propuesta de reactivación ha priorizado para la etapa de contención al subsector minero, con el objeto de dinamizar la economía a nivel local, regional y nacional”, destaca el documento.

Asimismo, el IIMP señala que en adición se vienen trabajando criterios operativos que incrementarán el estándar sanitario minero, para seguridad de los trabajadores y las poblaciones aledañas a las unidades de operación.

Entre estos nuevos parámetros se menciona en el comunicado, está la organización del trabajo minero en un sistema rotatorio más extendido que 14 días de trabajo por 7 de descanso, para reducir la interacción con las poblaciones locales.

Igualmente, el desglose de las actividades mineras en grupos o células de trabajo, para reducir la interacción entre toda la población laboral, lo que permitirá un mejor plan de acción ante un eventual contagio. 

Del mismo modo, la realización de controles sanitarios permanentes: primero previo al ingreso, donde se verificará temperatura corporal y cualquier indicio de sintomatología; segundo a través del test serológico antes del ingreso, lo que se repetirá a los 7 días de permanencia en el campamento minero, y tercero, el control de temperatura y sintomatología al inicio de cada guardia.

También se trabaja en el establecimiento de mayores estándares de distanciamiento social dentro del campamento, en términos de transporte, así como en alojamiento, comedores y recreación; un programa de desinfección regular de áreas comunes y vehículos de transporte; uso de equipos de protección personal, de acuerdo con el nuevo protocolo sanitario, y una capacitación efectiva y permanente de todos los trabajadores, sobre los cuidados de salud, tanto en la operación como en el hogar. 

Sumado a ello, se estudia la implementación de un control excepcional, siguiendo el protocolo del Misterio de Salud (Minsa), cuando se sospeche de un caso de contagio. Para ello, se procedería al aislamiento de la persona y de toda su célula de trabajo. En ese sentido, se crearán espacios dentro del campamento minero para eventuales cuarentenas.

Otro criterio en el que se trabaja es la adopción y seguimiento estricto, por parte del personal médico del campamento, de las normas emitidas por el Minsa. Dicho personal, contará con los implementos de seguridad que permitan brindar la atención y cuidados necesarios ante cualquier eventual sospecha de contagio.

Además, se prepara el establecimiento de protocolos sanitarios para la logística de ingreso de insumos y salida de producción de la mina, y la difusión del nuevo estándar sanitario y laboral a todos los grupos de interés, en cada unidad minera con extensión de la cobertura a todas las comunidades o centros poblados vecinos a la operación. 

“En conclusión, dado que la industria minera es capaz de constituirse en un aliado en términos sanitarios y económicos para el país y, en especial, para la población altoandina que la alberga, la minería peruana debe ser una de las primeras actividades económicas en reactivarse progresivamente”, finaliza el comunicado emitido a los 40 días del confinamiento obligatorio.

Características fundamentales

Previo al comunicado mencionado líneas arriba, el 4 de abril el IIMP había recomendado tomar en consideración que las actividades mineras formales poseen características que hacen factible su retorno a la operatividad sin afectar la emergencia sanitaria. 

“A la fecha las empresas mineras formales vienen realizando exclusivamente  actividades  de control ambiental, así como las indispensables para garantizar la seguridad de las operaciones, teniendo como prioridad la consideración de su entorno social. En estas circunstancias, las compañías están tomando estrictas medidas para salvaguardar la salud de sus trabajadores, los mismos que se encuentran en condiciones de aislamiento natural, dadas las características de sus respectivas unidades”, explica el documento.

Además, entre los argumentos que fundamentan el retorno a la operatividad de la minería señala que gran parte de las unidades de producción se encuentran en lugares remotos y aislados, y las cercanas a ciudades, también cuentan con estrictos sistemas de aislamiento para la ejecución de sus labores.

“Las unidades de producción cuentan con campamentos que incluyen instalaciones propias de alojamiento, servicios médicos, de cocina y comedor que, por su naturaleza, están muy poco expuestos al brote del Covid-19”, sostuvo el Instituto.

Del mismo modo, aseguró que la fuerza laboral minera está organizada en guardias, y cuenta con un sistema rotativo de salida que podría –ante esta emergencia sanitaria– estandarizarse, por ejemplo, en 30 días de trabajo y 15 días de descanso o similares, tratando de minimizar los viajes en bus, para evitar la rotación de personal y con ello reducir la exposición de las personas sanas al coronavirus.

“Las empresas mineras manejan elevados estándares de salud y seguridad, y tienen al personal con el conocimiento, la experiencia y la infraestructura, para implementar controles y filtros de ingreso que mantengan o sus unidades de trabajo libres de la contaminación del Covid-19”, asevera.

Asimismo, resalta que los altos estándares de control sanitario en la huella operativa de las compañías mineras pueden y deben extenderse para ofrecer apoyo a las comunidades o poblaciones del entorno minero.

“En conclusión, la industria minera peruana opera en condiciones de aislamiento natural, la mayoría en zonas remotas, y reúne las condiciones para ser una de los primeras actividades en reactivarse con el fin de dotar de renovado impulso a la economía nacional y a los fundamentos que la sustentan, en especial, en estos momentos. Es más, su estrecha vinculación con la economía local y regional así lo requiere. Cabe destacar, finalmente, que ello puede hacerse en un contexto de total garantía de los altos estándares sanitarios necesarios para el control de la pandemia que nos azota”, culmina el comunicado.


Artículos relacionados

“El éxito de la reactivación será un trabajo conjunto”

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra