X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

GUIDO DEL CASTILLO ECHEGARAY: VISIONARIO EMPRENDEDOR MINERO PROPULSOR DE LA CULTURA Y LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Entre los ingenieros de minas que en base a esfuerzo, dedicación y una especial visión del negocio minero lograron llegar a ser empresarios de reconocido prestigio, destaca don Guido Del Castillo Echegaray, Minero Notable que, más allá de las operaciones productivas, también mostró una apuesta decida por recuperar y difundir la cultura peruana, así como apoyar la formación profesional de miles de estudiantes. 

Nacido el 1 de febrero de 1934 en Anta, Cusco, cursó sus estudios de educación primaria y secundaria en el Colegio San José en la Capital Arqueológica de América, entre los años 1939 y 1949. 

Llegó a Lima cuando había cumplido 15 años para ingresar a la Escuela Nacional de Ingenieros y estudiar la carrera de ingeniería civil, lo que logró en el primer intento y, completado el primer año que en esa época era preparatorio, decidió seguir ingeniería de minas, cuando el jefe del departamento de la especialidad, era don Mario Samamé Boggio.

Culminó su formación profesional en 1955, en momentos en que la Escuela Nacional de Ingenieros se transformó en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), integrando la promoción junto a: Juan Ayza Riesco, Juan Bazán Pizarro, Antonio Boggero Alacchi, Luis Caro Ramírez, Hugo Corazao Alzamora y Mario Cubas Contreras.

Asimismo, Jesús Chinchay León, Rolando Delgado Altez, José Donayre Flores, Elmer García Pacheco, Bernardino Huaita Núñez, Fernando Oré Martínez, Paúl Palacios Yarasca, David Pareja Gonzales, Dámaso Rojas Marín, Eberhard Rother Ressel, Eduardo Salomón Carrillo, Pedro Torres Zúñiga y Óscar Vega Escobedo. 

En ese tiempo, obtuvo una beca de la UNI para estudiar una maestría en la Escuela de Minas de Colorado en los Estados Unidos de Norteamérica, donde fue asistente de Howard Hartman, autoridad mundial en ventilación de minas.

“La beca incluía un curso de inglés en la academia de idiomas de la escuela. Fue un programa intensivo de tres meses en el caluroso verano de Colorado. Al final, el profesor Chapittes de origen griego, se dirigió a los alumnos con palabras de despedida, pero mencionó especialmente: el único que no hablará inglés es Del Castillo", recordaba con jovialidad. 

Después de ser contratado en operaciones en los Estados Unidos de Norteamérica por 18 meses, regresó al Perú en 1958 y conoció al ilustre Dr. Osear Heineberg, quien descubrió y desarrolló las minas de Arcata, y empezó a laborar en la unidad San Antonio de Esquilache en Puno.

“Luego de un corto periodo fui a trabajar a la Cerro de Pasco Corporation, que fue una de las compañías más famosas, no solo como productora de metales, sino como escuela de entrenamiento de la excelencia técnica debido a los diferentes tipos de minas que poseía”, destacaba don Guido.

En esta prestigiosa empresa, fue mine foreman en las unidades Cerro de Pasco y Casapalca, y supervisor de exploraciones en la mina Cobriza y, posteriormente, desarrolló labores profesionales en Mauricio Hoschschild y en la Compañía Minera San Vicente. 

“En 1966, organicé la empresa de servicios Minera Del Hill, y en febrero de 1970 el Gobierno Revolucionario del general Velasco promulgó la Ley Normativa de la Industria Minera, importante dispositivo que agilizó la exploración de proyectos que eran mantenidos sin trabajo alguno por 50 años”, resaltaba con objetividad.

El referido decreto ley generó un auge extraordinario en las exploraciones mineras: American Smelting inicia labores en Quellaveco y Michiquillay; Anaconda en Cerro Verde, y la Cerro de Pasco Corporation, la minera más grande del país, explora Antamina, Ferrobamba, Chalcobamba, Tintaya y empieza trabajos en Toromocho con perforación diamantina.

“En julio de 1970, la Cerro de Pasco Corporation organiza el sindicato minero más grande de la época en sociedad con empresas internacionales y propone al Gobierno Revolucionario poner en producción las cinco minas de su propiedad en términos sumamente cortos. Este proyecto fue rechazado y en el mes de noviembre el Ministerio de Energía y Minas canceló todas las exploraciones cambiando la historia del Perú”, rememoraba con nostalgia.

También ha dirigido las empresas: Minera Los Andes, Colquiminas, Compañía Minera Turmalina y Compañía Minera de Acarí.

En el 2000 descubrió el depósito aurífero de Aruntani, ubicado en la región Moquegua, lo que marcó el inicio de una fructífera carrera como empresario minero con la unidad Tukari (2003), luego puso en producción la operación Arasi en Puno (2006) y Anabi en Cusco (2010), llegando a ser en 2011 el segundo productor de oro del país, dando empleo a más de 4,200 personas en una compañía totalmente integrada con actividades que incluyen desde la exploración minera hasta la refinación. 

Su desarrollo minero continuó en 2013 con la puesta en marcha del proyecto Apumayo (Ayacucho) y en 2014 abre la mina Anama en Apurímac, a la que siguió en 2016 Utunsa en la misma región, que es una mina de 15,000 a 20,000 toneladas diarias de capacidad de procesamiento para producir unas 80,000 onzas anuales de oro por los próximos tres años.

También fundó las empresas de servicios de movimiento de tierras Ajani y Mur Wy, con las que trabajó en el minado de Sociedad Minera El Brocal por tres años. Asimismo, desarrollan labores en acuerdo con Gold Fields, en una operación de 70 a 100 mil toneladas por día, con lo que en total mueven más de 250 mil toneladas cada día.

En consorcio con la empresa española Sacyr son contratistas en el proyecto Quellaveco. “En la primera reunión que tuvimos con la gerenta de contratos de Anglo American, le dijo a nuestro gerente: ‘lo que ustedes deben mencionar en su logo de Ajani y Mur Wy es que no participan en el Club de la Construcción’. Lo cual es una ventaja y una política de nuestras compañías, incluidas las de perforación diamantina donde hubo una época que había mucha corrupción y que se llegó a conocer, pero siempre hemos mantenido una línea de nunca negociar contratos y la sostenemos por más de 50 años, lo cual nos da prestigio, además de la satisfacción de trabajar en forma honrada”, manifestaba con orgullo. 

MAD

Otra de las pasiones de este Minero Notable, es la promoción de la cultura peruana. Es así que en forma paralela a sus emprendimientos mineros, en noviembre de 2006 fundó el Museo de Minerales Andrés Del Castillo (MAD), en homenaje a su hijo trágicamente desaparecido ese año, que alberga la colección más importante de rocas cristalizadas que existe en el Perú. 

Además, la cerámica Chancay de presencia hasta hace pocos años muy diseminada, se muestra en un lugar preferente, donde se resalta su gran variedad y alberga a los ahora ya famosos Cuchimilcos, que sirvieron de inspiración para la mascota de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos de Lima 2019. Se exhibe también por primera vez la vestimenta y la forma de vida de los antiguos peruanos.

“El objetivo primordial es que la Casa Belén sea un museo viviente, donde el patio principal pueda ser empleado para presentaciones artísticas que incluyan música popular, abierto a todas las regiones del Perú, y que igualmente sea propicio para la formación de talleres y capacitación para el estudio y conservación de nuestro patrimonio cultural. En resumen, mantener vivo el espíritu de protección del arte en todas sus expresiones y manifestaciones”, explicaba con satisfacción.

En la actualidad, el MAD ha colaborado con el acondicionamiento de ocho recintos similares en especial en universidades públicas como la UNI, la Universidad Nacional del Altiplano y recientemente en la Facultad de Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica y Geográfica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se exponen más de 600 piezas de minerales cristalizados.

A través de esta iniciativa, también financió la conservación, protección, acondicionamiento, gestión y mantenimiento permanente de cuatro bienes arqueológicos integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación, en convenio suscrito en 2015 con el Ministerio de Cultura. Se trata de El Paraíso, Pampa de los Perros, Cerro Culebra y Garagay, ubicados en el distrito de San Martín de Porres y la Provincia Constitucional del Callao.

Tras la suscripción del acuerdo que estuvo a cargo de la ministra Diana Álvarez-Calderón, don Guido anunció la delimitación y construcción inmediata de un Museo de Sitio en Huaca Paraíso, bien arqueológico que es contemporáneo con el Templo de Las Manos Cruzadas de Kotosh.

De otra parte, apoyó a la escuela de arte Pukllay, creó el Club de Exploradores, así como brindó apoyo económico a la Sociedad de Orquestas Infantiles de Juan Diego Flórez, encargándose de los núcleos de Puno y Cusco. En deporte, brindó auspicio a Kina Malpartida campeona mundial de boxeo femenino y a la Federación Deportiva Peruana de Bádminton.

Desde 2007, año en que se construyó el hospital Diospi Suyana (Curahuasi, Apurímac), a iniciativa de los médicos alemanes Klaus y Martina John, ha apoyado el sostenimiento de este nosocomio de primer nivel ubicado en el sur del Perú. 

Entre otros, también financia la Beca Andrés del Castillo que se otorga a través del Patronato de la UNI a los egresados de las Facultades Ingeniería de Minas, Geología y Metalurgia e Ingeniería Civil de esta prestigiosa casa de estudios.

Por su sobresaliente trayectoria profesional, este destacado ingeniero de minas, en 2005 recibió la Antorcha de Habich, el máximo reconocimiento otorgado por la UNI a sus egresados. Seis años después, en ceremonia presidida por el entonces rector, Aurelio Padilla Ríos, fue reconocido con el título de Doctor Honoris Causa por su alma máter.

De otra parte, el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) le rindió un homenaje por el éxito alcanzado en el VII Congreso Internacional de Prospectores y Exploradores (ProEXPLO 2011), que presidió y que por primera vez superó los mil asistentes, entre nacionales y extranjeros.

En 2014, con ocasión de la celebración del 193º aniversario de la declaración de la Independencia Nacional, el Cabildo Abierto de la Ciudad de los Reyes, lo condecoró con la Medalla de Lima en reconocimiento a su destacada trayectoria en el campo minero y la fundación del MAD. Ese mismo año, tras la partida de don Alberto Benavides, asumió la presidencia del Patronato de la UNI. 

En 2015, fue homenajeado en la tradicional reunión de las Chalinas Coloradas en el Club de la Banca y Comercio, donde contó la anécdota de la pepa de oro que obsequió al Papa Benedicto XVI y que le fuera sustraída por su ex mayordomo, Paolo Gabriele, noticia que cobró un revuelo mundial.

En 2016, presidió con éxito el XVIII Congreso Peruano de Geología que organiza en forma bienal la Sociedad Geológica del Perú (SGP). 

Dos años después, la Society of Economic Geologists (SEG), lo nombró Honorary Fellow, convirtiéndose en el primer profesional sudamericano en obtener dicha distinción por parte de esta prestigiosa organización internacional. 

Entre otros reconocimientos, por su aporte en la construcción, creación y gestión del Centro Cultural Huaca Culebras, recibió la medalla de El Sol de Ventanilla, distrito donde se ubica el referido espacio cultural.

En noviembre de 2019 presentó el libro Historias de un minero, que en 300 páginas muestra las experiencias, visión y entretelones de la vida de este conspicuo ingeniero, y un resumen de los cambios experimentados en el país desde la revolución del 3 de octubre de 1968 hasta la segunda década del siglo XXI.

En una de sus últimas apariciones públicas, la UNI en reconocimiento a su compromiso con la educación y el desarrollo del país le otorgó la distinción honorífica Orden Presidente Manuel Pardo y Lavalle, en ceremonia realizada en diciembre del año pasado, fecha en la que también se inauguró el gimnasio del coliseo que lleva su nombre y que financió como aporte para la juventud.  

Siempre con su visión particular de la actividad minera, en su intervención don Guido advirtió que después de 30 años de paralización a inicios del siglo XXI el Perú recuperó el sitio que tiene ahora como productor de talla mundial en metales base y preciosos.

“Debo mencionar que fuerzas ajenas nuevamente están complotando contra el interés nacional al tratar de paralizar la actividad minera como está sucediendo en el sur del país ¿Qué tiene de especial el Perú? Acaso no puede desarrollar sus yacimientos minerales, cuando en países como Suecia, Canadá y Chile el inicio de su fundación económica ha sido la actividad minera y continúan abriendo grandes depósitos con todos los estándares técnicos exigidos por la minería moderna”, remarcó con la autoridad de sus años en el sector.

Para pesar de la comunidad minera, el 25 de abril último falleció este Minero Notable, cuyo aporte al desarrollo minero aurífero, la promoción del arte y el apoyo a miles de estudiantes de bajos recursos, es un legado que todos le reconocen y agradecen.


Artículos relacionados

IIMP publicará libro sobre Historias y Anécdotas Mineras

Seguir leyendo

“La política minera debe estar de acuerdo con el momento que se vive”

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra