X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

UN NUEVO ENFOQUE DE GESTIÓN SOCIAL EN MINERÍA

Las medidas para enfrentar la propagación del Covid-19 en nuestro país han significado un gran reto para la industria minera no solo en el ámbito productivo sino y, sobre todo, en su relacionamiento con su entorno, que ya era una tarea compleja antes de la pandemia y que con la llegada de esta ha presentado nuevos desafíos pero también oportunidades.

El distanciamiento social sin duda ha marcado un giro total para las relaciones humanas en general y, en particular en el día a día con las comunidades en las zonas donde operan las empresas mineras. En ese sentido, se ha tenido que realizar una rápida incorporación de las nuevas tecnologías de comunicación a distancia, que antes eran totalmente ajenas para estas poblaciones.

Esto encontró una dificultad adicional en la precaria capacidad instalada para hacer este tipo de conexión remota en las zonas más alejadas del país, pero que con creatividad se ha ido superando con el uso intensivo de teléfonos móviles de alta gama que posibilitan una comunicación fluida, entre otras modalidades.  

Lamentablemente procesos de participación como la consulta previa se han visto paralizados, impidiendo el avance de algunos proyectos, pues las autoridades no viabilizan el uso de la tecnología para realizar este tipo de reuniones.

Por el lado de las oportunidades, la necesidad de información de la población la ha llevado a tener un mayor acercamiento con las empresas mineras, que son su referente más cercano y punto de apoyo en diferentes situaciones adversas, y esta crisis sanitaria no ha sido la excepción.

Por el contrario, el esfuerzo por combatir la pandemia ha permitido visibilizar la labor silenciosa que realiza el sector minero en las zonas más alejadas del país, y el por impacto que ha tenido el nuevo coronavirus en las principales ciudades de provincias, como lo advirtió un reporte del International Council on Mining and Metals (ICMM), ha dejado ver el lado más humano de la industria minera que no ha dudado en repartir a nivel nacional en forma intensiva no solo insumos básicos de protección sino principalmente el oxígeno que ha ayudado a salvar miles de vidas.  

Consideramos que esto constituye una gran oportunidad para el sector minero peruano con el objetivo de tener una renovada intervención en su ámbito de influencia directo e indirecto, para con una visión de desarrollo territorial aportar en forma decisiva al progreso sostenible de las regiones donde opera, para impulsar un crecimiento armónico que permita cerrar las brechas sociales que aún mantienen a millones de peruanos en condiciones de pobreza y pobreza extrema.

Con un enfoque de este tipo, la empresa minera deja de ser el actor que sustituye al Estado como una suerte de apaga incendios que cubre en parte las necesidades básicas de la población no atendidas por muchos años, y se convierte en un agente que promueve el fortalecimiento de capacidades en los subniveles de gobierno e impulsa la sinergia de todos los sectores involucrados en un determinado territorio para, en forma conjunta, trabajar por el desarrollo sostenible.

Un ejemplo de esta visión la aplica Compañía Minera Antamina en Áncash y otras empresas están apuntando en esa línea, que creemos sin temor a equivocarnos es el camino correcto por el que debe transitar la industria minera para consolidar su contribución social y sea reconocida no solo por su aporte en divisas e ingresos para el fisco sino también por ser la actividad económica fundamental que tiene el país para derrotar a la pobreza y constituirse en una nación desarrollada, en beneficio de todos los peruanos.

Artículos relacionados

En esta edición: Escazú, reactivación económica, Copper Mark y minería sostenible

Seguir leyendo

Apostando por el desarrollo de la industria minera en Ecuador

Seguir leyendo

Ratificar acuerdo de Escazú pone en riesgo puesta en marcha de proyectos mineros

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra