X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

LA INCERTIDUMBRE ACTUAL Y NUESTRAS EXPECTATIVAS PARA EL FUTURO

Actualmente, la incertidumbre nos agobia, pues estamos en medio de una crisis múltiple que incluye un enfrentamiento político caótico, entre cuyos costos está el destape de una corrupción endémica sin precedentes, la renuncia de un presidente recién elegido, el cierre del Congreso y la elección de nuevos parlamentarios en gran parte capturados por ese espíritu populista y demagógico que aprueba leyes de dudoso beneficio para los peruanos y un irresponsable choque entre los poderes del Estado.

Además de ello, la pandemia ha puesto de manifiesto nuestras debilidades como nación, ha causado un número impensable de fallecimientos que nos pone al tope del ranking mundial, nos ha generado un gran gasto fiscal, un aumento notable del endeudamiento como país, la quiebra de empresas, la pérdida de empleos y una caída proyectada de más del 12% del PBI en el presente año.

Es en estas condiciones que enfrentamos la necesidad y la obligación moral de afrontar todas estas desgracias y convertir al 2021, nuestro año del Bicentenario, en un periodo de recuperación de la salud, la economía y la estabilidad política, al tiempo que sentamos las bases para construir el Perú que aspiramos para nosotros y para las siguientes generaciones, es decir, un país con una visión consensuada de largo plazo en busca de su desarrollo justo e inclusivo, al mismo tiempo que económica, social y ambientalmente sostenible.

¿Cuáles deben ser nuestras metas en esta dramática circunstancia? Ante todo, plantear un modelo de desarrollo que nos permita recuperar el crecimiento económico, a tasas del 5-6% que logramos en la primera década de este siglo, lo que nos permita seguir reduciendo la pobreza como sucedió entre el 2001 y el 2016, cuando bajamos este índice de 55% a 21%, y también que podamos duplicar el PBI per cápita como ya lo hemos hecho en lo que va de este siglo.

Pero esto no será suficiente. El esfuerzo debe incluir mejoras sociales y económicas en paralelo. El desarrollo social y territorial que aspiramos debe ser inclusivo, con equidad y oportunidades para todos los peruanos. Las inversiones privada y pública deben complementarse y ser efectivas en la generación de bienestar y prosperidad para las poblaciones. Es urgente contar con instituciones decididas a trabajar en un marco de honradez, eficiencia y competitividad.

Pero, para que esto sea una realidad, es a nosotros a quienes nos toca la mayor responsabilidad: elegir a nuevos representantes para el siguiente lustro. Empecemos a prepararnos desde ahora para escoger a los mejores partidos y candidatos que tengan esa mirada reflexiva y sólida de largo plazo que tanto demandamos, a aquellos que buscan concertar y rechazan el antagonismo demagógico, los que trabajan para cerrar las profundas brechas sociales que nos separan, sin caer en la tentación de cerrarle el camino al desarrollo económico. 

¡Construyamos juntos ese Perú diverso, fuerte y solidario de nuestros sueños!

Dr. Miguel Cardozo, segundo vicepresidente del IIMP


Artículos relacionados

En esta edición: propuestas del IIMP, distinción a Eva Arias y destrabe de exploraciones

Seguir leyendo

IIMP cumplió 77 años con reflexiones y propuestas para salir de la crisis

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra