X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

EL COVID-19 Y EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL EN MINERÍA

Por: Ing. Rómulo Mucho, expresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).


Ante la propagación de la pandemia coronavirus (Covid-19) se ha tomado como medidas preventivas la decisión de cerrar muchas operaciones mineras, y solo en algunos casos en mantener actividades críticas esenciales por seguridad y cuidados ambientales, esto ha afectado rotundamente a la industria minera del Perú y del mundo. 

Las restricciones de movilización y desmovilización de personas, la interrupción de la cadena de abastecimiento y de pagos y cómo restablecerlos, son retos mayores que pueden cambiar a la minería quizá para siempre. La toma de decisiones en este momento está más enfocada en la salud, la seguridad y la economía. Puede ser que la respuesta de la minería hacia el Covid-19, actúe como un catalizador para una colaboración entre empresas mineras y de otras industrias jamás nunca vista. 

También es la oportunidad de demostrar a las poblaciones que el esfuerzo que hace la minería es mucho más que una actividad extractiva que genera trabajos e impuestos. Es cierto también que las empresas han dado un paso adelante voluntariamente atendiendo a las comunidades, abasteciendo de alimentos, agua potable inclusive de suministros médicos y donaciones de máscaras y otros materiales para protegerse del Covid-19.  

Dado que este coronavirus es muy contagioso, los sistemas de salud no han estado preparados para contener su propagación que se manifiesta casi de manera exponencial, lo que ha puesto a prueba nuestro sistema de salud, muy precario inclusive desde antes que llegue la pandemia. 

Esta enfermedad puede ser muy mortal en ciertos lugares y para personas en condiciones vulnerables. Entonces, es necesario el distanciamiento social que no es más que la separación de unos de otros como mínimo de 1.5 a 2 metros. Esto significa que ya no podremos acercarnos a las personas que nos rodean donde sea que nos encontremos y la necesidad de limitar la cantidad de personas con las que nos contactemos. 

Como la minería es una actividad esencial para nuestra economía, deberemos adoptar el distanciamiento social como una práctica para desarrollar los trabajos mineros de aquí en adelante hasta que se encuentre la vacuna. 

En las minas, generalmente los operadores de maquinaria (palas, excavadoras, camiones, perforadoras y equipos auxiliares) trabajan separados entre sí, tienen distancias y límites de trabajo bien definidos, entonces es posible que una mina se pueda operar utilizando cierto nivel de tecnología que ya se usa en las unidades mineras más grandes. 

Mantener en distancia social a las personas no será fácil, pero se pueden ver varias alternativas como, por ejemplo, disminuir el volumen de producción en partes más pequeñas con el fin de no generar aglomeraciones, tener frentes de trabajo en distintos lugares, tal vez sea necesario hacer voladuras diarias más pequeñas en diferentes zonas, dependiendo del desempeño del equipo de labores, siempre manteniendo la distancia social. 

El otro reto será mantener a los ingenieros, operadores, supervisores y capataces en el distanciamiento social, la rotación de relevos ya no será en periodos cortos como se había acostumbrado, sino en un mínimo de 30 días por 15 días de descanso.

Otro tema importante es el aprovechamiento del tiempo, considerado como la variable más importante que las personas utilizan para realizar sus tareas, se necesitará saber cómo mantener a las personas en distanciamiento social, quienes necesariamente tienen que estar en la operación y si existen posibilidades de trabajo en forma remota. 

Una de las condiciones que se reforzará para mantener el distanciamiento social, será utilizar el hardware y el software. El software enlazado con todos los sectores de la mina que permita estar en constante conexión enviando y recibiendo información. Luego el aprovechamiento del personal de modo que sus labores no se requieran de manera presencial en las operaciones de la mina. 

Los procedimientos básicos a tomar en cuenta serán tener a los operadores de forma segura minimizando los contactos entre sí, la rotación de operadores en tiempos como lo hemos descrito antes, el cambio de operadores en los equipos ya no será de manera inmediata, habrá un tiempo para la descontaminación de las cabinas de los equipos o de los sitios de trabajo fijo, esto implicará tal vez un porcentaje de pérdida de tiempo en la operación, pero permitirá operar la mina, de lo contrario se pararía la operación. 

El distanciamiento social será un hábito de vida, dado que en los sistemas de trabajo, los colaboradores se trasladan de las operaciones a sus domicilios, donde se tiene que establecer un procedimiento de total aislamiento del personal tanto en la operación como en su domicilio donde puede existir alguna probabilidad de que se contagien del virus. Tampoco deberán tener contacto en reuniones con otras personas, manteniendo el aislamiento social por sí mismos. 

Respecto a aquellos que no son operadores, pero es personal que realiza trabajos diversos, en este caso se deberá mejorar los procedimientos de limpieza más la distancia social, con ello se reduciría el riesgo de contraer el virus y además del riesgo de parar la operación.  

Lo que se desea es trabajar de manera segura, salvaguardando la integridad de los demás y de uno mismo. El Covid-19 es un virus muy peligroso, sin embargo, es necesario reactivar la economía en base a la minería, los metales son muy requeridos en el mundo, si se paralizan las operaciones mineras también se paralizan otras industrias. Encontrar nuevas formas de convivencia con los líderes, trabajadores y todas las personas que nos rodean, es la lección que nos dejará el Covid-19.


Artículos relacionados

“El éxito de la reactivación será un trabajo conjunto”

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra